Foto de archivo de la Ciudad de la Justicia, en la capital, donde se están celebrando las comparecencias. Las personas que aparecen no guardan relación con el caso. / Arcadio suárez

Otra testigo dice que sí cobró por votar a Ciuca en Mogán, pero que les habría votado igual

En la segunda ronda de testificales otra mujer confiesa que dijo que cobró porque se sintió presionada por cómo le hicieron declarar

G.F. lAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

Una de las testigos que declaró este viernes en el Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana por el caso de la supuesta compra de votos en las elecciones de 2015 y de 2019 en Mogán se ratificó en su declaración inicial de que cobró por votar, pero también dejó claro que no modificó el sentido de su sufragio porque incluso había verbalizado públicamente y con anterioridad que su intención era meter en la urna la papeleta de Ciuca.

Esta fue una de las tres comparecencias que este viernes se celebraron en la Ciudad de la Justicia y en horario de tarde en el marco de la investigación judicial abierta para esclarecer una supuesta trama para la compra de votos en Mogán por parte del partido hoy en el gobierno municipal, Ciuca. En esta causa figuran 11 investigados, 10 personas físicas y la propia organización política en sí. Entre los encartados figuran la alcaldesa del municipio y líder de Ciuca, Onalia Bueno, los ediles de gobierno Mencey Navarro, también de Ciuca, y Tania Alonso (esta última pertenece a CC), y el empresario Luis Oller, de Aguas de Arguineguín SA.

Estaban citados cuatro testigos, pero uno no acudió, porque, según los datos aportados, ni siquiera se le llegó a notificar la citación. Las mismas fuentes apuntan que otra de las testigos que sí prestó declaración ante el magistrado Francisco Javier Ramírez de Verger se desdijo de la versión inicial y confesó que dijo que cobró porque «se sintió presionada». Explicó, de hecho, que como estaba en situación irregular ni siquiera podía votar, que solo podían hacerlo su marido y su hijo. Entre las razones a las que aludió para justificar por qué se sintió presionada, aludió al hecho de que le tomaron declaración con sus dos familiares aislados en dos habitaciones y que no sabía qué pasaría con ellos.

El tercer testigo aseguró que no le constaba que un dinero que él aportó para la campaña de Ciuca se destinó a la compra de votos.

Algunos letrados se quejan de que las declaraciones de las dos testigos de este viernes ante la Guardia Civil no habían sido aportadas a la causa, que se les tomó en presencia de un solo agente y que en su día se usaron técnicas que pudo hacerles sentir presionadas, pese a su condición de meros testigos, como retirarles todas sus pertenencias.