Vecinos de la playa alegan nulidad en la concesión acuícola frente a Salinetas

Cerca de 300 personas firman alegaciones al expediente, que muchos no han podido consultar por fallos en la cita previa o en el acceso telemático

G. FLORIDO Telde.

Vecinos de Salinetas entienden que la concesión acuícola que tramita el Gobierno de Canarias para la instalación de jaulas marinas frente a esa parte del litoral de Telde es nula de pleno derecho en la medida en que el procedimiento lo impulsa «una administración y órgano manifiestamente incompetente». Este es uno de los principales argumentos del documento de alegaciones que han presentado y han firmado algo más de 280 vecinos de la zona.

La resolución objeto de esta impugnación ha sido dictada por la Dirección General de Pesca del Ejecutivo regional cuando, advierten en su alegación, tanto la Ley de Pesca de Canarias de 2003 (artículo 20) como el Estatuto de Autonomía de Canarias (artículo 70) advierten de que la competencia en acuicultura es de los cabildos insulares.

Apuntan que «pese a la claridad y contundencia» de la normativa en vigor, el Gobierno convoca y tramita la concesión al amparo de la disposición adicional segunda del decreto por el que se aprobó en 2004 el Reglamento de la ley de Pesca de Canarias, en la que se especifica que hasta que la transferencia de la competencia no se haya materializado de forma efectiva, se entenderá que el competente seguirá siendo el Gobierno.

Para los firmantes de estas alegaciones, por razones de jerarquía normativa, una disposición reglamentaria no puede contravenir otra de rango legal, lo que convierte esta concesión en un acto nulo de pleno derecho.

Además, señalan otra causa de nulidad en el hecho de que el expediente carezca de un informe previo y vinculante del Ministerio con competencia en materia de Costas, que, en este caso, es el de Transición Ecológica. Ese requisito viene recogido, según advierten, en la Ley de Costas de Canarias.

Alegan también, como motivo de una impugnabilidad indirecta, que el Plan Regional de Acuicultura de Canarias sitúe en una zona de 2 millones de metros cuadrados «de relevancia productiva crucial por su potencial turístico y de disfrute tradicional de los vecinos de Telde», aparte de su valor ambiental, una actividad como la acuícola que es incompatible con el área en la que se pretende implantar.

Por último, se quejan de que muchos no han podido acceder al expediente por fallos en el sistema de cita previa y en el acceso telemático, de ahí que pidan que se amplíe el plazo. Si no se incurriría en otra causa de nulidad radical,