Imagen de archivo del aeropuerto de Gando. / Arcadio suárez

Telde solicitará al Gobierno canario y al Cabildo que se elimine del Plan Director la tercera pista del aeropuerto

El Ayuntamiento entiende que «la actual coyuntura económica y ambiental pone en entredicho la necesidad de una ampliación» del aeródromo

CANARIAS7 Telde

El Gobierno de Telde ha remitido dos escritos solicitando sendas reuniones tanto con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, como con el del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, para abordar la actual situación de los vecinos y vecinas de Ojos de Garza, La Montañeta y Caserío de Gando afectados por la hipotética construcción de la tercera pista del Aeropuerto de Gran Canaria.

Así, el Ejecutivo local planteará en los mencionados encuentros que, ante la actual coyuntura de crisis, todo apunta a que resulta inviable la ampliación del aeródromoy por tanto solicitará que esta se elimine del Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria (PDAGC).

Este posicionamiento viene siendo defendido por el Ayuntamiento, que ya ha mantenido conversaciones en esta línea con el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación del Territorio, José Antonio Valbuena, y que además cuenta con el respaldo de la plataforma vecinal de afectados liderada por Margarita Alonso.

El Consistorio teldense, en sus mencionados escritos, recuerda el «frágil y limitado territorio» así como que «la oportuna implementación del PDAGC únicamente será posible a través de un proceso de expropiación de los terrenos y viviendas a particulares; desmantelamiento que, en el caso de un barrio con estas connotaciones, resulta traumático para la colectividad vecinal afectada, que asistirá indefensa a la ruptura del entramado social, la cohesión y el impacto humano, a nivel individual, de las personas afectadas».

Con todo, en 2007 se rubricó el «Convenio marco de Colaboración entre -la entonces- Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, el Cabildo Insular de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Telde», para viabilizar el realojo de los afectados. No obstante, la localización de terrenos para tal fin «no resultó en absoluto sencillo, teniendo en cuenta diversas cuestiones de orden social, urbanísticas y económicas, todo acompañado de la oportuna reivindicación de derechos y mayores niveles de justicia, encabezada en todo momento por la colectividad vecinal, llegando incluso al extremo de protagonizar reiteradas huelgas de hambre durante los años 2011, 2013 y 2014, lo que generó un amplio efecto mediático a nivel autonómico y estatal».

El escrito municipal, firmado por la alcaldesa, Carmen Hernández, también señala que pese a que AENA accedió en 2014 a financiar el realojo de los núcleos poblacionales de Ojos de Garza, La Montañeta y Caserío de Gando -en un convenio en el que se incluía una cláusula con la condición que hubiera un 60% de titulares de bienes afectados que mostrasen plena conformidad con el traslado-, «los lentos avances experimentados en estos casi veinte años de trámites legales, han sumido a los/as vecinos/as de los referidos barrios teldenses en una profunda situación de incertidumbre y conculcación de derechos básicos de la ciudadanía al no tener las garantías, no solo suficientes sino razonablemente necesarias, en cuanto a su futuro y también el de sus propiedades, cuya depreciación se ha acentuado por tales circunstancias».

Igualmente, se han ido produciendo los sucesivos incumplimientos por parte de AENA, pese a las distintas actuaciones de las administraciones públicas para impulsar el realojo, como la última de ellas llevada a cabo en abril de 2019, cuando el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Telde remitieron un total de 929 cartas a los vecinos y vecinas que aún no habían manifestado su voluntad de ser realojados.

Finalmente, el Ayuntamiento de Telde apunta que «la actual coyuntura económica y ambiental pone en entredicho la absoluta necesidad de una ampliación del aeropuerto en nuestra isla, como ha declarado reiterada y públicamente el consejero José Antonio Valbuena».