En acción. Brito, sonriente, junto a la piloto Isabel Hernández antes de una prueba. / c7

El rally, un deporte de coches y no de hombres

La copiloto Beatriz Brito es la primera directiva de la Federación de Automovilismo de Las Palmas y fundó la comisión Mujer y Motor, que visibiliza el papel femenino en este deporte

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Empezó sobre las dos ruedas hace unos 15 años y, siguiendo la constante de toda su trayectoria, se involucró al máximo en el mundillo. Porque cuando Beatriz Brito probó la adrenalina del motor con una moto prestada, no se lo pensó dos veces a la hora de sacarse el carnet, adquirir una, formar parte de varios clubes de moteros e, incluso, llegar a ser presidenta. Así es ella, al fijar las miras en un objetivo, su dedicación es plena. Y da igual si se trata de un sector mayoritariamente masculino en el que resulta extraño ver a una mujer desempeñar funciones que mayoritariamente llevan a cabo los hombres. Precisamente esa es su otra lucha, acabar con el estigma que rodea a su pasión.

Y gracias a ese objetivo, y una vez hecho el cambio hacia los coches, esta valsequillera de nacimiento pero teldense de adopción se ha erigido en una pionera a nivel regional y en un ejemplo a seguir. Sin ir más lejos, en 2015 se convirtió en la primera directiva mujer de la historia de la Federación de Automovilismo de Las Palmas. Y no contenta con eso, aprovechando su posición, creó la comisión Mujer y Motor. «Queríamos dar a conocer el papel del género femenino dentro de este deporte, las diferentes funciones que nosotras podemos realizar y promover la incorporación de más mujeres al automovilismo», explica Brito.

Una meta que, para orgullo de Beatriz, se ha ido logrando poco a poco. «Tras la formación de la comisión son muchas las mujeres que se han animado a dar un paso al frente en este mundo al descubrir nuevas funciones y entender que el automovilismo no es un deporte de hombres, sino de coches», tercia la copiloto.

Ella es una buena muestra de que el rally no atiende, en ninguna de sus vertientes, a una cuestión de género. Aunque empezó como copiloto participando en numerosas competiciones en varias islas, incluido en la más importante del archipiélago: el Rally Islas Canarias, actualmente es cronometradora, comisaria técnica y comisaria deportiva. Aunque hoy en día se encarga, sobre todo, de las relaciones de los participantes con la organización. Es aquí donde más ha destacado, con intervenciones en pruebas nacionales y catalogada por los observadores de las competiciones como la mejor del Campeonato de España de Rallyes de Tierra.

Un cartel que esta madre de mellizos utiliza para fomentar esa creación de conciencia que tan fundamental considera. Sin ir más lejos, ha organizado varios seminarios en los que las ponentes han sido mujeres destacadas en este deporte a nivel regional y nacional. En el primer encuentro intervinieron personalidades como Cristina Gutiérrez, primera mujer española en acabar un Dakar en coches; Rebeca Liso, campeona absoluta de copilotos de España, Marta Ariza, piloto y promotora de una escuela karting en la península; o Luzmi Santana, campeona de Canarias de karting. «Tras ese primer gran evento de la comisión conseguimos aumentar el número de mujeres implicadas en nuestro deporte, llegando a casi un 50% de chicas copilotos en Gran Canaria en 2018 y la participación, tras muchos años, de mujeres en algunos de los estamentos que conforman el rally», resalta Beatriz.

Además, adelanta que ya se está trabajando para la organización del próximo seminario, que contará con muchas sorpresas y con el que espera impartir docencia sobre la materia de una manera diferente. Para ello, Brito aconseja seguir las redes sociales de la comisión (Facebook: Comisiónmujerydeporte; Instagram: @mujerymotor) para no perder detalle y poder unirse al tan esperado evento.

También ha realizado algunas charlas para dar a conocer el automovilismo, las funciones que se pueden realizar dentro del mismo y las medidas de seguridad que existen. «Al contrario de muchas creencias, es uno de los deportes más seguros, puesto que las medidas de seguridad son fundamentales y estamos muy protegidos dentro del habitáculo», asevera. La finalidad de las charlas y seminarios es dar visibilidad al sector femenino que forma parte del automovilismo y despertar la curiosidad en nuevas mujeres para que formen parte de este deporte. «Queremos hacer ver que este es un deporte igualitario donde competimos en condiciones similares y no hay categorías distintivas, porque detrás de un casco no existe género», resuelve esta referente del rally en Canarias y abanderada del empoderamiento femenino en un deporte donde la presencia de la mujer, gracias a personas como Beatriz Brito, cada vez es más importante.

Marido, compañero y rival

Beatriz Brito comparte la pasión por el motor con su marido David. También copiloto y actualmente en activo -se proclamó hace poco vencedor de un campeonato europeo-, con él se reparte la tarea de educar a unos mellizos que, dada la saga familiar, todo apunta a que pronto recibirán un casco por navidad. Ambos poseen muchas anécdotas sobre la tierra puesto que les ha tocado competir tanto en el mismo coche, pero también como rivales. «David para mi ha sido un mentor, pero cuando nos hemos tenido que enfrentar ha sido muy divertido intentar jugar con el tema psicológico para ganar», relata entre risas Brito, quien ahora ha decidido tomarse un descanso para disfrutar de sus hijos. Pero sin perder, nunca, la pasión por el motor.