Cartel y valla con los que el Ayuntamiento informó ayer del cierre al baño de la playa de La Garita. / C7

Los operarios rastrean el posible vertido que obligó a cerrar la playa de La Garita

Un informe del SCS detectó la presencia de bacterias contaminantes compatibles con un vertido de aguas negras. Hoy hará más análisis

CANARIAS7 Telde

Los operarios de Aguas de Telde, la empresa que gestiona el servicio de abasto y saneamiento del municipio, dedicaron ayer el día al rastreo de la costa para detectar el posible origen del vertido que ha contaminado parcialmente la playa de La Garita y que obligó al Ayuntamiento de Telde a cerrarla provisionalmente al baño.

La Concejalía de Playas que dirige el edil Jonay López procedió a primera hora de ayer a prohibir el baño en esa cala teldense, después de que el Área de Salud de Gran Canaria del Servicio Canario de Salud (SCS) alertara de que habían detectado índices de contaminación tras un análisis rutinario del agua de esta playa.

López explica que esta medida cautelar de prevención afectaba y afecta únicamente al baño, por lo que se permite el acceso a la arena, y permanecerá vigente hasta que se verifique a través de nuevos análisis que el agua esté en condiciones de calidad y que no suponga un riesgo para la salud de los bañistas.

Añadió el edil que el Ayuntamiento colaborará estrechamente con el Gobierno de Canarias en la realización de los análisis pertinentes, así como en el estudio de las posibles causas de esta contaminación para, en su caso, tomar las medidas correctoras necesarias. Concretamente, el análisis ha detectado la presencia de 'escherichia coli' y 'enterococos intestinalis'. Fruto de esa colaboración fue el encargo del rastreo a Aguas de Telde, la empresa mixta, coparticipada por el Ayuntamiento y la entidad Canaragua.

El Servicio de Salvamento y Socorrismo colaboró durante todo el día en las tareas de información sobre esta situación -que fue señalizada con las banderas y el vallado correspondientes- y velando por el cumplimiento de la prohibición del baño, para lo que desde el consistorio se pidió -además- la responsabilidad y colaboración ciudadana.

Desde el gobierno que preside Carmen Hernández recordaban ayer que los cierres temporales de las playas, debido a la presencia de bacterias u otros elementos contaminantes, es relativamente habitual en las costas canarias. Y es que si bien en La Garita no había sido necesario hacerlo desde hace cerca de una década, en los últimos años sí se ha tenido que proceder a adoptar esta medida en otras calas del municipio.

Mientras se mantenga el cierre, la Bandera Azul no ondeará en La Garita. Ayer el SCS hizo nuevos análisis, pero al cierre de esta edición Telde desconocía sus resultados. Por lo pronto, y como mínimo, la playa seguirá cerrada hasta la mañana de hoy.