Una veintena de carrozas animaron la fiesta. / ARCADIO SUÁREZ

Telde cambia las mascarillas por mascaritas

La ciudad volvió a recibir a miles de personas para celebrar tres años después un carnaval eurovisivo cargado de color y buen ambiente

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

El municipio vuelve a vivir en sus calles uno de los eventos más esperados por los amantes carnavaleros: la gran cabalgata. Tres años y dos meses después regresaron el júbilo y los disfraces más creativos a las calles de Telde. No importó que el verano estuviese a la vuelta de la esquina o que el calor apretase. El carnaval de Eurovisión se celebró en la tarde de este sábado con la asistencia de miles de personas que abarrotaron las vías de la ciudad de las brujas para cantar, bailar, reír y lucir las mascaritas después de dos años amarrados a unas mascarillas que quitaron la libertad.

Ahora, con las medidas bastante más relajadas, se presentó el momento de traer de vuelta una de las festividades más esperados por muchos. Según datos de la Policía Nacional, cerca de 20.000 personas no se han querido perder la marcha colorida en la que no faltó el buen ambiente. El evento arrancó pasadas las 17.30 horas en la Rambla de Pedro Lezcano Montalvo, donde una veintena de carrozas pusieron la música para que sus perseguidores a pie no parasen de bailar.

El desfile acabó entrada la noche junto al parque de San Juan. La fiesta continuó dentro del recinto, en el auditorio José Vélez, el cual fue el escenario que puso el colofón a a las carnestolendas con un mogollón que se mantuvo al ritmo de Leyenda Joven.

A medida que las carrozas avanzaron, el Gobierno local activó un equipo de limpieza para dejar las calles en el mejor estadoposible antes de la reapertura a los vehículos.

Drag Acruz, reinona de Telde

La noche del viernes doce participantes a optaron a reinona de la ciudad. Drag Acruz se llevó finalmente la mejor votación del jurado.