Borrar
Directo El pleno del Parlamento aborda cuestiones como Dependencia o la acogida de menores migrantes
Este es el rastro que ha dejado la Managers League en el terreno anexo al Hornillo de Telde. Arcadio Suárez
Managers League, un espectáculo que acaba en pesadilla

Managers League, un espectáculo que acaba en pesadilla

La competición que solo celebró seis jornadas concluye con los equipos «engañados» por el organizador y éste resaltando que «lo que querían era la Liga sin mí»

Sábado, 27 de enero 2024, 23:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Lo que empezó como un show, como una alternativa diferente a la 'Kings League' de Piqué, con futbolistas canarios y rostros conocidos como managers y con la intención de poner en valor el talento de las islas, la Managers League que se celebraba en Telde, junto al Hornillo, ha acabado como el rosario de la aurora. Solo se disputaron seis jornadas y la reanudación de una competición con 150.000 euros como premio final, que estaba prevista para el 13 de enero, no llegó.

Managers, patrocinador principal y proveedores se unen para realizar una denuncia colectiva contra Yeyo Santana, el organizador de la Managers League, mientras que éste destaca que la intención «desde el principio fue apartarme para quedarse con la Liga». CANARIAS7 ha hablado con la mayoría de las partes implicadas en este cruce de declaraciones que acabará en los tribunales de justicia.

Noticia relacionada

La empresa Canary Shuttle era el patrocinador principal de la Managers League. «Cuando conocimos el proyecto nos pareció muy interesante para darnos a conocer en Canarias y llegamos a un acuerdo. Firmamos un contrato con una serie de condiciones. La competición se inició de aquella manera y el organizador nos fue pidiendo más financiación. Hemos aportado algo más de 80.000 euros en patrocinio y nos sentimos decepcionados porque no se ha cumplido con el contrato firmado. Se prometieron una serie de acciones para visibilizar la marca que no se produjeron», destaca Nico Perdomo, director de Marketing de Canary Shuttle;añadiendo que el organizador les planteó «coger la explotación del evento, pero teníamos que asumir nosotros las deudas, y dijimos que no».

Dos de los 20 equipos participantes en la Managers League, dos de ellos, en concreto Volcano Team y Paradise Team, pagaron un canon «algo que no sucedió con el resto», afirman representantes de ambos equipos. También reclaman compromisos no adquiridos distintos proveedores, como la empresa Corsua por la instalación del césped artificial de color azul que se ha quedado en la instalación, tal y como manifestó Cornelio Suárez, CEO de Corsia.

Los equipos también destacan que para participar en la competición han tenido que adquirir compromisos con patrocinadores, que ahora ven que no cumplirán, al margen de equipaciones e incluso pasajes de algunos jugadores que vinieron a disputar algún encuentro de la Managers League de otras islas o de la Península.

Si esto acabó tan mal, había que conocer cómo se celebraron un total de seis jornadas. Los Managers afirman que «fue un cúmulo de circunstancias. Cada jornada veíamos cosas nuevas y situaciones que no encajaban, pero la ilusión por jugar prevaleció hasta que con el parón de diciembre todo acabó. Veíamos como las empresas de grabación iban cambiando, en el tema de seguridad no había ni una ambulancia en los encuentros, etc».

Este grupo -patrocinador principal, equipos y proveedores- se han unido para presentar una demanda colectiva contra el organizador de la Managers League al sentirse «engañados».

Por su parte, Yeyo Santana, organizador de la Managers League, tiene claro que «querían tener la Liga sin mí», añadiendo que él «no he abandonado el torneo». Reconoce que la Managers League «no estaba dando el dinero necesario. La afluencia de público no era la esperada y quizás se tuvieron que hacer desde el principio más cosas y otros contenidos. Solo contamos con tres patrocinadores y todo costó mucho dinero. Mi intención fue que un inversor entrase en la Liga para que todo saliese de la mejor manera, algo que comuniqué directamente a los Managers», apostillando a nuestra pregunta que el inversor era Canary Shuttle. «Pero la respuesta de los Managers fue que o me marchaba o no seguían. Querían tener la Liga sin mí. Mi intención era reanudar la Liga el 13 de enero con el nuevo inversor, en el acuerdo que llegásemos, pero yo gestionando la competición. Traspasé la marca y el dominio, pero los managers dijeron que yo me fuese. Las pérdidas mensuales fueron de 42.000 euros, todo se criticaba, nadie valoraba nada, solo querían criticar el proyecto, por lo que comuniqué al grupo de los Managers que me retiraba de la Liga y nadie me respondió. Solo tres personas me llamaron por privado», resalta.

Yeyo Santana reconoce que dos equipos pagaron un canon, «pero eso lo gestionó otro socio que yo tenía al inicio del proyecto. Yo pensé que ellos sabían que el resto no había pagado y me pareció poco ética la situación y les dije a esos equipos que cuando se tuviese dinero se les devolvería. Doramas Sosa, uno de los Managers, quería hacer una liga paralela, como se ha demostrado con el anuncio de la Master League Gran Canaria, que ya tiene hasta cuenta en Instagram. Desde el minuto 1 querían hacer una liga paralela, hundiéndome a mí».

En relación a deudas pendientes, Yeyo Santana destaca que solo «tengo facturas pendientes de las dos últimas jornadas, al equipo de sonido y producción. Mi intención era continuar. Yo no me he quedado con nada».

Uno de los aspectos primordiales y quizás más destacados de la Managers League era el premio final de 150.000 euros. Yeyo Santana afirma que esa cantidad «se pagaría. Si no se llegase a conseguir ya me vería yo en ese problema, pero no hubiese dejado nunca de pagar ese dinero».

En relación a la celebración de esta Managers League en el terreo anexo al Hornillo de Telde, desde la oposición en el Ayuntamiento teldense han querido conocer qué expediente o concesión se había realizado a la organización de esta competición para poder instalar allí la Liga. El organizador destaca que «hay un documento con el Ayuntamiento de cesión del espacio».

Ahora al lado del Hornillo se verá un terreno de fútbol 7 con un césped azul espectacular y dos porterías, en un espacio que durante dos meses y medio acogió una competición que ya es historia y que ha generado una controversia que acabará en los tribunales. La Managers League duró seis jornadas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios