Borrar
Miguel Alemán celebra el décimo aniversario de Mi-forma en La Pardilla. R.F.

Una idea inesperada en La Pardilla que cumple 10 años

Mi-forma ·

Miguel Alemán celebra el décimo aniversario de su centro deportivo con su lema por bandera: «Si no logras tus objetivos es porque no lo intentas»

Sábado, 9 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Lo que se inició como una idea inimaginable, surgida de casualidad, cumple este domingo diez años de vida. En la calle Raimundo Lulio del barrio teldense de La Pardilla se encuentra Mi-forma, un centro deportivo de entrenamiento personal que comanda Miguel Alemán, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Inició su periplo con la preparación física de La Garita Fútbol Sala, hasta que se integró en la plantilla de Lude Servicios para las actividades deportivas dirigidas en el polideportivo municipal Paco Artiles.

Allí estuvo desde 2008 hasta 2014. Su pensamiento de futuro no era el de iniciar una carrera profesional como emprendedor, pero en una conversación familiar, su suegro comentó que el local que tenía en La Pardilla quedaba libre. Ahí se le iluminó la bombilla y Miguel Alemán empezó a idear la posibilidad de crear su propio centro de entrenamiento personal. Lo consultó con la familia y fue tanteando a los usuarios del Paco Artiles, hasta que dio el paso.

El 10 de marzo de 2014 se inauguró Mi-forma. «El primer día ya tuve 30 clientes, por lo que tenía un respaldo importante de muchos usuarios. He de decir que lo de Mi-forma no tiene nada que ver con mi nombre, sino con la sensación de sentirse bien».

Montar un negocio nunca es fácil, máxime cuando en 2014 prácticamente se convertía en pionero de centros deportivos personalizados en Telde. Él se dejó llevar por su instinto y por el respaldo que había tenido de los usuarios de su anterior empleo. Y así inició Mi-forma su andadura en La Pardilla, un camino que este domingo 10 de marzo de 2024 cumple diez años.

«Cumplir diez años produce una enorme satisfacción. Aquella idea surgida tras el comentario realizado por mi suegro al quedarse libre el local se ha convertido hoy en día en mi forma de vida y en un camino en el que se han forjado amistades. Yo siempre digo que al margen de la preparación física en mi profesión tenemos algo de psicólogos, ya que aquí los usuarios nos cuentan sus problemas, sus inquietudes, etc. Cumplir diez años es un orgullo para mí. Me aventuré a iniciar una nueva etapa en mi vida. El respaldo ha sido total y estoy muy agradecido a todos los que a lo largo de estos diez años han formado parte de Mi-forma», comenta con orgullo.

Este teldense del barrio de San Juan se ha proyectado en su ciudad. En La Pardilla, en un local pequeño de 115 metros cuadrados, ha forjado su futuro. Desde el primer día ha tenido claro su lema: «Si no logras tus objetivos es porque no lo intentas», una frase que reza en el local.

Un trato personalizado, en grupos de diez personas como máximo, con flexibilidad horaria, profesionalidad y con el buen rollo como premisa para que esa hora que el cliente acude a ejercitarse en Mi-forma sea productiva y amena.

Miguel Alemán tiene clientes de Telde, Las Palmas de Gran Canaria, Vecindario e incluso de Teror. Y tiene un dato muy curioso. «Mi primer cliente cuando trabajaba en Lude, en el año 2008, fue Ricardo Santana. Han pasado los años y él ha seguido conmigo en Mi-forma», desvela.

Diciembre y agosto son los peores meses del año, pero Miguel reconoce que ha mantenido una regularidad, entre 80 y 100 usuarios mensuales. «Aquí principalmente tenemos usuarios divididos en cuatro bloques. Entrenamiento funcional, preparto y postparto, oposiciones y los que se preparan para eventos deportivos. El asunto de las oposiciones son épocas, ya que la policía o los militares sacan distintas convocatorias, y los interesados acuden a prepararse durante unos meses», resalta.

Hoy en día la preparación física está en auge. Miguel Alemán destaca que «cada vez hay más preocupación por mantenerse en forma. El entrenamiento funcional es el más demandado, pero el interés es máximo por la actividad física».

El deporte es su pasión. Lamenta que las instalaciones deportivas públicas no estén en mejores condiciones y pone en valor que la inversión es deporte es sinónimo de salud.

En estos diez años de trayectoria ha habido momentos duros. El fallecimiento de algún usuario ha sido un revés inesperado y complicado de asumir, pero el periodo de la pandemia «supuso una época para reinventarnos a nivel online, con entrenamientos a través de las plataformas digitales. Lo más complicado fue la época con la mascarilla. Hubo una etapa en la que no podíamos estar en lugar cerrado y hacíamos la actividad en un parque cercano, aquí en La Pardilla, pero lo peor fue cuando ya se podía en interior, pero con mascarilla. Eso sí fue duro», recuerda.

Entrenamientos divertidos y amenos, huyendo de la monotonía, es la filosofía de Miguel Alemán para obtener el mayor rendimiento posible y que los usuarios estén satisfechos con el trabajo realizado durante la hora de duración de la clase.

El ejemplo de Miguel Alemán, con su proyecto Mi-forma, es reflejo de lo complicado que son los inicios de un emprendedor, en el que surgen mil y una dudas e incertidumbres, pero con pasión y con tesón se pueden lograr esos sueños que surgen casi sin quererlo. Incluso cuando estos se producen en lugares que parecen no tan adecuados para ubicar un negocio de estas características, la fe mueve montañas. Por eso, Miguel Alemán lleva a rajatabla su lema que luce con orgullo en su centro deportivo.

La atleta teldense Sandra Moreno, que entrena en Mi-forma, quiso reflejar en un cartel este décimo aniversario que este domingo celebra Miguel Alemán y todos los que forman parte de esta familia deportiva.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios