Los Finaos auténticos se viven en la Casa Condal de Telde