Imagen de archivo de trabajadores del servicio de limpieza municipal. / C7

La UTE encargada del servicio de limpieza en Telde recibe 1.000 denuncias de sus trabajadores

Intersindical Canaria insiste en la precarización que sufren y alerta al gobierno local de la necesidad de actualizar los precios con la empresa

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Los trabajadores de la limpieza municipal aseguran que están pasando un calvario en los últimos años debido al trato recibido por parte de la empresa que gestiona este servicio desde hace tres años. Prueba de ello son las cerca de 1.000 denuncias que dicen haber formalizado en contra de la entidad que les paga, en las que el tema principal es la precariedad laboral que sufren. Unas condiciones, que según los empleados, les lleva a la desmotivación en su trabajo.

Según denuncia Intersindical Canaria, con mayoría sindical dentro de la entidad, «desde la incorporación de la nueva empresa -una UTE conformada por Valoriza y Santana Cazorla- que hereda y genera nuevos conflictos, la plantilla de limpieza de Telde ha venido sufriendo una precariedad laboral que está muy lejos de subsanarse si el Ayuntamiento local, responsable de la prestación de este servicio, no interviene de manera directa en la solución de la eterna guerra».

Ya son cerca de 1.000 las denuncias interpuestas por la parte social contra ambas entidades. Desde la organización aseguran que este hecho no es plato de buen gusto para nadie, pero viene a confirmar que se trata de un síntoma de los «constantes ataques a los derechos laborales, como certifican la mayoría de denuncias ganadas».

Según explican en un comunicado remitido a este medio, « La pérdida de poder adquisitivo en los últimos años supera el 15%. Además, la negociación colectiva está bloqueada y sin posibles soluciones o propuestas encima de la mesa por parte de la institución local que parece sentirse ajena a este servicio».

En este sentido, la agrupación que representa a los trabajadores se ha hartado de esperar a que Carmen Hernández, alcaldesa de Telde, solucione este tema, «como nos prometió en noviembre». También instan al gobierno local a mediar para que se siente con la empresa para llevar a cabo una actualización de precios, algo que no se lleva a cabo desde hace más de tres años y que también está mermando la calidad de vida de los empleados y la calidad del servicio.

Diferencias salariales sexistas

Del mismo modo ponen de manifiesto las «preocupantes» condiciones en las que ejercen su profesión diariamente, pues «muchas veces están exentos los protocolos de seguridad pertinentes para ejercer su labor en las carreteras de la ciudad» y condenan las « diferencias salariales que todavía existen entre hombres y mujeres que ejercen una misma función».

El colectivo sindical, el cual asegura estar presente en hasta cinco y seis juicios por semana contra esta UTE, revela que actualmente se encuentra preparando un centenar de demandas más con motivo del estancamiento en el aumento salarial de los operarios. Unos sueldos que no se ajustan al Índice de Precios de Compra (IPC) y que se encuentran congelados desde hace dos años.

«La situación se vuelve cada vez mas insostenible y la Administración no puede seguir mirando para otro lado y aprovecharse de la buena fe de las y los trabajadores del Servicio de RSU y Limpieza de Telde», concluyen.