La alcaldesa, Carmen Hernández, y la exedil, Auri Saavedra, durante la rueda de prensa de dimisión de la exconcejala. / c7

Las críticas de la exedil Auri Saavedra a la alcaldesa 'carga de razones' a la oposición

Los grupos fuera del gobierno ahondan en la «pérdida de credibilidad» de Hernández mientras la regidora sigue sin romper su silencio

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Nadie se atreve a abrir la boca en el gobierno local tras la «demoledora» carta de Auri Saavedra, tal y como la describe Rosa Vega, portavoz de Podemos por Telde. Del tripartito, nadie de Más por Telde, Coalición Canaria y. mucho menos. Nueva Canarias ha querido responder abiertamente al extenso escrito de la exedil sobre las verdaderas razones de su dimisión, donde deja la imagen de la alcaldesa Carmen Hernández en entredicho. Un documento dirigido expresamente hacia la líder municipal, que quiso compartir con sus compañeros del Ayuntamiento, aunque al final se ha convertido en pública.

Una situación delicada en el Consistorio que la oposición aprovecha para cargarse de razones hacia Hernández y su partido. Desde la mayoría de grupos ajenos al gobierno coinciden en que esto para ellos «no es una sorpresa», pues «se demuestra una vez más que Hernández está más preocupada por la propaganda y el lavado de cara del partido, que de solucionar problemas reales de la ciudad», como anotan en el PP. Por su parte, Ciuca expresa que «el silencio de la alcaldesa ante las críticas de la exconcejal confirman la veracidad de los hechos y su credibilidad muestra una debilidad considerable». Una afirmación cimentada con las palabras de Saavedra que dicen que en la reunión con la alcaldesa, antes de hacer oficial su dimisión, no se le ofrecen mejoras para continuar en el cargo, sino que se le pide que «se mirara su problema psicológico de llevar animales al albergue», cita textualmente la exedil.

A la portavoz del PSOE, Soledad Hernández, le entristece ver cómo «se abandonó» un área que estaba «dirigida por alguien que de verdad pone todo su empeño por mejorar las cosas y aún así no se le ofrezcan los medios necesarios mínimos para poder operar», declara haciendo referencia a las quejas de Saavedra sobre la falta de personal en sus áreas, que impidieron cumplir con compromisos de campaña.

Además, la representante socialista muestra su desconcierto con la transparencia de NC, pues indaga en que la exconcejal de Bienestar Animal dejó por escrito un informe para leerse en la Comisión de Pleno de Desarrollo Sostenible, donde dejaba constancia del trabajo realizado que quería que se continuase tras su marcha, pero «el gobierno no ha querido mostrarlo de ninguna forma. Por ello pensamos que nos siguen ocultando cosas que no quieren que se sepan», confiesa Soledad Hernández.

La exedil revela en el texto, siempre dirigido a la alcaldesa: «manifesté en la rueda de prensa no irme de NC y no perjudicar al partido sino colaborar con él. Pero antes de salir de esa sala no te bastó con mi palabra sino que me aconsejaste callar y no responder a los medios, salir en silencio por la puerta de atrás porque si perjudicaba al partido podrían gobernar otros y me pararían la obra o me cerrarían el Centro de Bienestar Animal».

«Carmen Hernández no controla ni lidera su equipo desde hace tiempo, se ha convertido en una lucha de poder constante y en zancadillas entre concejales», opinan en Ciuca sobre las palabras de la reconocida animalista cuando reclama que «a todos se nos dijo en 2019 de no tocar al personal y debí ser de las pocas que no lo hizo, mientras en las otras áreas todo se movía».

Saavedra se va sientiéndose rechazada por la líder de NC por Telde. «No vuelvas a llamarme desleal nunca más», exclama con rotundidad en el comunicado, argumentando los continuos esfuerzos que realizó para hacer frente a las necesidades de sus concejalías, donde aclara que se gastó más de 30.000 euros de su bolsillo en cuidados animales.