Vista del colegio en el que daba clases el maestro denunciado. / Arcadio Suárez

El colegio de Jinámar mantuvo hasta tres reuniones para tratar las denuncias contra el maestro

La Consejería de Educación niega que el centro tardara en actuar frente a los presuntos casos de abusos sexuales cometidos con al menos ocho alumnas

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Telde

La consejería de Educación del Gobierno de Canarias informó este lunes de que el colegio José Tejera, en Jinámar, mantuvo hasta tres reuniones internas para tratar las denuncias recibidas por supuestos abusos sexuales de un maestro a varias alumnas.

«Se reunieron con las propias estudiantes y también con sus familias», según informan portavoces autorizados de la consejería que coordina Manuela Armas. « Y hay actas de esas tres reuniones». Pero aclaran también que una vez que los tutores de las menores decidieron judicializar el caso, el centro tuvo que apartarse.

Por lo pronto, el maestro denunciado, G.G.P., ha sido provisionalmente apartado de sus funciones. La magistrada María Cecilia López Vázquez, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Telde, en un auto dictado el pasado sábado, le dejó en libertad provisional con cargos y le impuso una orden de alejamiento de las supuestas afectadas y la prohibición de desempeñar trabajos que impliquen contacto con menores. Se le atribuye un presunto delito continuado de abuso sexual a menor de 16 años en referencia a 8 menores, al menos de momento.

Las menores declararán ahora en sede judicial

El pasado sábado las familias ratificaron en sede judicial la denuncia que realizaron en comisaría y ahora serán llamadas a declarar las menores mediante una prueba preconstituida.

A este periódico llegaron quejas de padres por la supuesta lentitud del centro a la hora de actuar, pero la consejería lo niega. La AMPA tampoco hace declaraciones. Este lunes el colegio siguió su rutina con normalidad.