Imagen de archivo de taxis en la parada de la Mareta. / c7

Telde refuerza la flota de taxis dentro del municipio durante las navidades

El Ayuntamiento aprueba un decreto que estará vigente hasta el 7 de enero para aumentar el número de coches con licencia municipal en las calles de la urbe

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Son numerosas las quejas que muchos habitantes han hecho llegar en los últimos meses a las cooperativas de auto-taxis locales y al Ayuntamiento de Telde por la falta de taxis en las calles de la ciudad. Este problema que se ha ido agravando con la vuelta a la normalidad tras la pandemia de la covid, pretende ser atajado, al menos durante la Navidad, gracias a un decreto aprobado y puesto en marcha desde el pasado jueves en el que se obliga a todas las licencias a prestar servicio los días que no tengan turno en el aeropuerto durante, al menos, siete horas.

Esta nueva imposición legal especifica que desde el pasado jueves 1 de diciembre y hasta el próximo 7 de enero, habrá un turno de mañana y otro de tarde en el municipio, que tendrá que ser cubierto entre todos los coches que no tengan aeropuerto ese día. Según se ha confeccionado este sistema, un 25% de la flota total de taxis tendrá que trabajar solo en la ciudad de manera obligatoria entre las 7.30 y las 14.30 horas y el otro 25% en el periodo de 14.30 a 21.30 horas.

Del mismo modo, se han creado turnos de imaginaria para cubrir la demanda nocturna, de 21.30 a 4.00 horas de la madrugada. De domingo a jueves cinco coches cubrirán este turno, mientras que los viernes y sábados lo harán diez. Todo ello sin contar los coches que habrá prestando el servicio de manera voluntaria.

Se establece como medida de control, no excluyente, la revisión de los tickets de los taxímetros de todos los días en el horario obligatorio, por lo que se solicita a los titulares de las licencias que los guarden durante los próximos seis meses a partir de la entrada en vigor del decreto, pues se les podría solicitar en algún momento.

Las infracciones que se hagan a las obligaciones establecidas en este decreto serán sancionadas como falta muy grave en caso de no cumplir con los horarios establecidos, que podrá ser sancionado con una multa de 1.501 a 3.000 euros, además de la suspensión de la licencia o permiso municipal de conducir de tres meses a un año y un día; mientras que no entregar los tickets del taxímetro cuando sea requerido podrá ser tipificado como una infracción grave, lo cual significa que se podrá penar con una multa de 751 a 1.500 euros, más la suspensión de la licencia o permiso municipal de conducir desde un mes y un día a tres meses.

Según Lorenzo Rodríguez, presidente de la Sociedad Cooperativa de Empresarios Taxistas de Telde, esta medida extraordinaria ha sido necesaria para poder dar al pueblo un servicio de calidad durante estas fechas tan señaladas.