Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 22 de abril
Circular por la calle Miño se convierte en un auténtico tormento. R.F.
Un camino de cabras para acceder a Caserones Altos

Un camino de cabras para acceder a Caserones Altos

La calle Miño, principal vía de acceso a este barrio teldense, es un quebradero de cabeza para los vecinos. «Estamos cansados de falsas promesas de asfaltado»

Sábado, 16 de marzo 2024, 23:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No me diga que por fin van a asfaltar la carretera?». Esta pregunta nos la hizo un vecino cuando estábamos tomando fotos para la elaboración de este reportaje. Su gozo en un pozo. Acceder a Caserones es toda una odisea. Desde que uno coge el desvío hacia este barrio teldense en la rotonda de Cruz de la Gallina y pasa por el bar La Primavera ya se mete en una carretera dantesca que poco a poco va a peor a medida que va subiendo, con contínuos baches y socavones, hasta llegar a Caserones Altos y al girar a la derecha meterse en la calle Miño. Un camino de cabras, en eso se ha convertido esta principal vía de acceso a un lugar se encuentra en la zona fronteriza entre la medianía teldense y el centro de la ciudad. A pesar de estar tan cerca del casco, se sienten ciudadanos del extrarradio «o ciudadanos abandonados», recalcan.

«Aquí solo se parchea, pero la situación es desesperante. Muchos han visto cómo se les revientan sus gomas y algún día pasará una desgracia con algún motorista que no conozca la zona y se sorprenda por algunos de los socavones», resaltan. La calle Miño es un desastre y luego al girar a la izquierda también se encuentra muy deteriorada la calle Río Júcar.

Una vecina destaca que desde el Ayuntamiento de Telde «nos dijeron en diciembre que ya se iba a asfaltar, pero aquí no vemos nada». Hay que destacar que el consistorio teldense aprobó el 7 de diciembre de 2023, en la Junta de Gobierno, el proyecto de asfaltado, por un importe de 1.522.062,49 euros -financiado por el Plan de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria- que, unificado a la subvención de 857.671,54 euros -incluida en el Plan de Recuperación Económica de fondos del Estado-, «hará posible la puesta en marcha en Telde de uno de los mayores planes de asfaltado de su historia», tal y como destacó en una nota el gobierno local, con una inversión de 2,6 millones de euros. Este plan supondrá llegar con este trabajo a un total de 22 barrios -San Juan, San Gregorio, La Pardilla, San Antonio, Marpequeña, Tecén, Las Huesas, Caserones Altos, Caserones Bajos, Higuera Canaria, Arnao, Lomo Blanco, Cánovas del Castillo, La Garita, La Majadilla, Las Longueras, Tara, Valle de Los Nueve Bajo, Urbanización Ojos de Garza, Playa de Ojos de Garza, Clavellinas y El Goro- y a más de 130 calles de la ciudad.

Caserones está dentro de este plan, «pero aquí ya estamos cansados de promesas, porque llevamos con esta situación desde hace muchos años». Con la anterior corporación municipal, el Ayuntamiento de Telde anunció a finales de 2022 un plan de asfaltado en el que se pretende invertir casi 4 millones de euros, en el que estaban incluidas las principales vías de Caserones Altos, pero los vecinos de este barrio teldense no han visto ningún tipo de solución, por lo que ahora no pierden la esperanza de que con el nuevo plan de asfaltado del actual gobierno municipal, por fin llegue esa deseada obra de una vía muy transitada por vehículos pesados y que merece un buen acondicionamiento y también un mantenimiento.

Esquivar agujeros, baches y socavones. Acceder a Caserones Altos se convierte en una auténtica gincana, en el que la destreza es fundamental para salvaguardar tu vehículo o tu motocicleta y llegar al destino sin ningún percance. Cientos de personas vive en este barrio de la ciudad de Telde, que solo reclama el asfaltado de su vía principal hasta la desesperanza.

Desde el consistorio teldense se afirma que ese sueño de los vecinos de Caserones se hará realidad, conscientes de la incredulidad que supone las falsas promesas que llevan arrastrando desde hace años. Caserones existe y sus vecinos reclaman que su barrio esté en condiciones. Mientras tanto, siguen a la espera entre bache y bache.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios