Carmen Hernández, Teodoro Sosa y Juan Martel en el interior de la recién reformada Biblioteca Montiano Placeres. / C7

La Biblioteca Municipal Montiano Placeres de Telde espera por un nuevo mobiliario

El Gobierno local y el Cabildo equiparán el espacio recién renovado para la próxima reapertura con un presupuesto que rondará los 50.000 euros

SAMANTHA SÁNCHEZ Telde

El Ayuntamiento de Telde y el Cabildo de Gran Canaria, con un presupuesto que rondará los 50.000 euros, renovarán con mobiliario y equipamiento nuevo la emblemática Biblioteca Municipal Montiano Placeres, situada en el entorno del barrio de San Juan. Lo hacen tras la conclusión, después de un año, de las obras para su rehabilitación, que la convirtieron en un espacio cultural adaptado al siglo XXI.

Su reapertura está prevista para el inicio del curso escolar

Por tanto, el municipio recupera este histórico edificio, que ahora es mucho más accesible, más seguro y más bonito, y se prepara para su próxima reapertura, que está prevista para septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar.

«La recuperación de este espacio es una prueba más del compromiso del Gobierno local con la cultura y con apoyar a la juventud brindándole un lugar en óptimas condiciones para estudiar y acceder a la lectura», aseguró la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, durante la visita que realizó ayer al centro para observar los resultados de los trabajos llevados a cabo.

Un presupuesto de 269.649,50 euros

Además de Carmen Hernández, también asistieron a la cita el concejal de Cultura, Juan Martel, y el consejero de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, Teodoro Sosa. La alcaldesa aprovechó para agradecer el apoyo del servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Presidencia del Cabildo, que financió esta obra con 269.649,50 euros, y el empuje del área de Cultura y Gestel para recuperar y poner en valor la infraestructura cultural de Telde.

Las obras llevadas a cabo

La actuación en la biblioteca consistió en el refuerzo de las estructuras del edificio, que llevaban años apuntaladas y cerradas al uso público. Además, se remodelaron los baños y se renovaron el equipamiento y la señalética. También se colocaron tres pérgolas que llevarán una lona para generar sombra en la zona de la terraza y se eliminaron las barreras arquitectónicas con un ascensor que comunica las tres plantas.

Por otra parte, se arreglaron las grietas de los paramentos (paredes y suelo) y su pintura y se impermeabilizó la cubierta. Y, por otro lado, se dotó al espacio de un sistema de videovigilancia y equipos audiovisuales aptos para uso interior y eventos exteriores y se adaptaron diferentes instancias para hacerlo accesible para las personas con movilidad reducida.

Teodoro Sosa recalcó el apoyo del Cabildo a la ciudad y defendió que «la colaboración interadministrativa y la lealtad entre administraciones es fundamental y en este mandato se está demostrando que el Ayuntamiento y el Cabildo están unidos para realizar este y otros muchos proyectos». Juan Martel, por su parte, afirmó que, si el poeta y dramaturgo teldense Montiano Placeres estuviera vivo, «estaría muy contento de ver como esta casa vuelve a estar en su mejor momento y de ver que estamos recuperando espacios de la ciudad como la Escuela de Música y Casa Condal».