Ayuntamiento y Cabildo culminan la apertura de la primera fase de la avenida de Melenara

El Consistorio indica que continuarán con la segunda parte de la obra tras el verano para no ocasionar molestias a los locales ni a sus clientes

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Tras la reapertura de la carretera que conecta Melenara con el centro de Telde el pasado mes de marzo, el pueblo vuelve a estar de enhorabuena después de que el Ayuntamiento y el Cabildo de Gran Canaria hayan procedido este jueves a la apertura de la primera fase de la avenida del pueblo costero. Con esta inauguración el Gobierno local consigue completar la mitad de los proyectos que tenía contemplados en su hoja de ruta en este enclave. Ya solo falta la otra mitad de esta obra y el parque urbano de 4.000 metros cuadrados.

El Consistorio explica en una nota que el proyecto de modernización y adaptabilidad de esta avenida se ha programado de manera que se reduzcan los inconvenientes tanto a los negocios de restauración como a los usuarios de la playa. Así, en una primera fase se ha actuado en la zona más cercana a la arena y en la segunda se hará en la zona que queda más próxima a los restaurantes y el muelle.

Con esta actuación la administración local pretende embellecer uno de los lugares más visitados del municipio durante todo el año, una playa que lleva más de dos décadas luciendo la bandera azul, y se contribuirá a potenciar la actividad económica que gira alrededor de la oferta natural de esta cala.

Además, se eliminan las barreras arquitectónicas para permitir la cómoda transitabilidad y el disfrute de todas las personas mayores, con movilidad reducida y discapacidad visual, haciendo de este espacio un ejemplo de urbanismo amable y cumpliendo con la normativa de accesibilidad vigente.

Actuación financiada por el Cabildo

Desde la Corporación municipal aseguran que la ciudadanía de Telde merece contar con una avenida del siglo 21 en una playa tan importante para el municipio como la de Melenara.

Esta actuación, financiada por el Cabildo, comprende el tramo del paseo marítimo que va desde el parque infantil hasta la escalinata de Taliarte. Además, de su homogeneización y la eliminación de las barreras arquitectónicas, el proyecto incluye la colocación de mobiliario urbano, vegetación, un nuevo parque infantil, zonas de sombra e iluminación sostenible y eficiente, entre otras tareas.

Del mismo modo, el Gobierno de Telde comunica que los trabajos de la segunda fase comenzarán tras el periodo estival con el fin de evitar perjuicios o incomodidades tanto a los locales como a las personas que se acerquen a esta zona de la costa a disfrutar de su oferta gastronómica.

Diversidad de opiniones

En este sentido, algunos de los propietarios de los bares que se encuentran en esta zona expresan que les ha sorprendido de manera gratificante cómo luce ahora el paseo tras completarse la primera fase de la obra. Admiten que han sentido las consecuencias negativas de las obras junto a sus restaurantes en los últimos meses, pero justifican que esto valdrá para «mejorar el entorno» en lo que esperan que sea un futuro cercano.

Otros opinan que les gustaba más el diseño antiguo de la zona, aunque entienden que esto «va a modernizar el lugar» y permitir que más personas se muevan por la playa más cómodamente.

Desde primera hora de la mañana, tras la retirada de las vallas, ya se podía observar a los vecinos investigando y transitando la nueva explanada, a personas mayores sentadas en los nuevos muros de hormigón que bordean el espacio y a niños jugando en el lugar donde próximamente se instalará un parque infantil con un nuevo material y atracciones para el disfrute de los más pequeños.