Imagen de archivo de una terraza exprés del municipio. / COBER

Telde busca la fórmula para mantener las terrazas exprés un año más

Los hosteleros teldenses siguen teniendo mesas por fuera de sus locales a pesar de que la normativa que las amparaba caducó el pasado 30 de junio

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

El pasado 30 de junio caducó la normativa que amparaba las terrazas exprés en la puerta de los bares y restaurantes del municipio. Un mecanismo que llegó en verano de 2020 para aliviar a los propietarios de los locales mientras imperaban las medidas impuestas por las administraciones públicas y sanitarias para prevenir la propagación masiva de la covid19.

Ahora, dos semanas después de la finalización de la norma, desde Urbanismo, área que dirige Héctor Suárez, se continúa buscando fórmulas para tratar de mantener las terrazas con el objetivo de seguir impulsando la economía en Telde en los tiempos difíciles que corren.

A pesar de que el permiso acabó hace 14 días, muchos hosteleros teldenses continúan manteniendo las terrazas en sus locales, aunque sin la garantía de que sea del todo legal. «Desde el Ayuntamiento no nos han notificado nada. No nos han dicho que las retiremos, solo que tienen la intención de prorrogarlas durante un tiempo más, pero no sabemos cuándo ni cómo lo harán», declara uno de los empresarios.

La alcaldesa se compromete con los empresarios

Por su parte, la presidenta de la Zona Comercial Abierta (ZCA) de San Gregorio, Mónica Muñoz, apunta a este periódico que según le ha prometido la alcaldesa, Carmen Hernández, el Ayuntamiento está trabajando para mantener las terrazas exprés hasta junio de 2023.

La representante de los comerciantes entiende que «con la ascendente subida de las materias primas y la incertidumbre que recorre a los empresarios por el aumento de casos de covid en las últimas semanas, sería imprescindible que el Ayuntamiento encuentre la manera de mantener las terrazas al menos un año más. Esto permitiría seguir apoyando a la pequeña y mediana empresa. Seguimos en tiempos de sumar medidas, no de restar».

Miedo al receso económico

El miedo está en que pueda ocurra como en la capital o en otros municipios, donde sí se han tenido que desmontar las terrazas sin permiso tras el 30 de junio, dejando en la estacada a muchos pequeños locales que subsistían, en mayor medida, gracias a los ingresos de las consumiciones en las mesas a pie de calle.