Agustín Medina cosecha la mejor naranja del municipio

La mejor naranja de Telde en 2018 crece en los árboles de la finca Ejido, de Agustín Medina. Ese fue el veredicto del jurado de la 8ª Feria de la Naranja celebrada este domingo, un encuentro que se ha convertido en la cita anual de mayor envergadura de la agricultura teldense.

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

Por séptimo año consecutivo le ganó la partida al resto de citricultores locales participantes en la cata, pero este premio, otorgado en el marco de la 8º Feria de la Naranja de Telde, es casi una formalidad, porque ayer ganaron en realidad todas las naranjas que se producen en el municipio, que volvió a demostrar la merecida fama de su cítrico de cabecera entre los amantes de la buena fruta en Gran Canaria. Esos olores, y esos colores, no tienen rival, y la prueba es que a algunos de los puestos que se instalaron ayer en el parque de San Juan les quitaban las cajas de las manos. Sin ir más lejos, se vendieron unos 7.000 kilos, según los datos de la organización. Lo cierto es que esta nueva edición del encuentro agrícola anual por excelencia de Telde revalidó su compromiso por el sector primario local y se convirtió, bajo el paraguas de la promoción al reconocido cítrico teldense, en un gigantesco y lucido escaparate de frutas, mieles, aceites y vinos locales. Además, el tiempo, con un sol agradable puso de su parte para que la feria volviese a ser un éxito.

Cientos de personas aprovecharon la feria de la naranja de ayer para llevarse fruta fresca y de calidad a casa. Aparte de naranjas, los puestos del Saborea Telde tenían a la venta miel, queso, vino y aceite. En la foto principal, el citricultor Agustín Medina, de la finca Ejido, en el momento en que recogió el premio a la mejor naranja que crece en el municipio.