Juan Martel, Héctor Suárez y Jesús Suárez, en una rueda de prensa. / C7

El adiós al plan de ajuste ya se hace notar: dos millones para Cultura en 2021

Gestel aprueba un aumento en sus cuentas de un 31% que permitirá la recuperación de la escuela de teatro y la mejora de las bibliotecas

RONALD RAMÍREZ ALEMÁN Telde

Queda demostrado que la aprobación de la moción plenaria de convertir la cultura en un bien de primera necesidad no fue de cara a la galería. Después del ejemplar -e imaginativo- trabajo realizado por el área que comanda Juan Martel y de la empresa pública Gestel durante la pandemia, llegando a aumentar el número de eventos con respecto a 2019 a pesar del estado de alarma (la mayoría de forma telemática que lograron más de 500.000 visualizaciones en las redes), el Consistorio continúa con su firme apuesta por la cultura como evidencia la aprobación ayer por parte del consejo de administración de Gestel de aumentar en un 31% sus cuentas, lo que supone el mayor incremento de los últimos seis años.

Serán casi dos millones que se emplearán, no solo para promover el talento local y regional mediante una ampliación de la oferta de espectáculos y de las disciplinas artísticas, o como inversión en protocolos de seguridad anticovid, sino también para aumentar los presupuestos de recursos fundamentales para la ciudad. Destaca, por ejemplo, la partida de 334.227 euros que se destinará a la escuela municipal de música. Un 30% más que el ejercicio anterior que permitirá recuperar algunas actividades asociadas a la entidad que tuvieron que ser suprimidas por falta de financiación durante la etapa que estuvo vigente el plan de ajuste, como la formación en teatro que se recuperará el próximo año.

Otra mejora importante llegará gracias a una mayor inversión en las bibliotecas. 711.237 euros dirigidos, sobre todo, a la contratación de nuevo personal. «El objetivo es ampliar el servicio de atención a los usuarios, una demanda que nos han hecho llegar los ciudadanos, y de reforzar las dos bibliotecas de Jinámar», indica Martel con la satisfacción de ver como su área es una de las primeras en verse beneficiadas por la supresión del plan de ajuste que ya no encorseta a Telde.