Vista de la playa de Tauro, que era de callaos, tras la inyección de arena rubia realizada en 2016. / C7

El Supremo confirma la nulidad del plan territorial del litoral de Tauro

El Alto Tribunal no admite los recursos del Cabildo y del Gobierno canario en contra el fallo que anuló el PTE-29 porque carecía del informe de Costas

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite los recursos de casación presentados por el Cabildo y el Gobierno de Canarias contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que en marzo de 2019 anuló la aprobación del Plan Territorial Especial del Litoral de Tauro (PTE-29).

El auto del Alto Tribunal, fechado el pasado 12 de marzo, confirma así la nulidad de la orden de 2014 que aprobó el citado Plan por incumplimiento de la Ley de Costas, en concreto por la ausencia del informe preceptivo y vinculante de ese departamento estatal antes de su aprobación definitiva.

El auto no solo concluye que «los recursos preparados carecen de interés casacional» sino que condena en costas a las partes recurrentes, que alegaban en sus recursos de casación que el incumplimiento de la Ley de Costas no había sido planteado expresamente por la empresa que recurrió la aprobación del Plan, Puerto Rico SA.

El plan territorial de ordenación litoral de Tauro, en Mogán, anulado por el TSJC en marzo de 2019 autorizaba allí la construcción de un puerto deportivo de 322 amarres, la regeneración de las playas de Tauro y El Cura y la creación de un paseo marítimo en esa franja con una inversión privada estimada en 31,5 millones de euros.

El puerto deportivo previsto en Tauro, inicialmente proyectado entre esa playa y la de El Cura, se había adosado finalmente al risco que la separa de la playa de Amadores. Además, el Plan contemplaba la puesta en marcha de un servicio de hamacas y sombrillas en ambas playas y la creación de un paseo marítimo que uniera a las dos playas citadas con Amadores.