La presa de Ayagaures, una de las del Cabildo, empezó agosto al 25% de su capacidad. / Arcadio Suárez

La sequía dispara el precio del agua de riego en la cumbre grancanaria

La hora (36 metros cúbicos) cuesta 30 euros en la cumbre, cuando el Consejo Insular de Aguas la suministra a 15 por debajo de la cota 300

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La hora de agua (36 metros cúbicos) que los agricultores compran al Consejo Insular de Aguas CIA) a 15 euros para regar cultivos situados a menos de 300 metros de altitud vale el doble, 30 euros, en las cumbres, donde su precio se ha encarecido en los últimos meses debido a la sequía que atraviesa la isla, la merma de caudal que están experimentando nacientes y pozos y la reducción del nivel freático.

Así lo denuncia el secretario de la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, Cristóbal Sánchez, que reclama la « declaración de zona sobreexplotada» para las cumbres con el objetivo de recuperar el nivel freático y reservar el uso del agua que se sigue extrayendo de zonas altas para el consumo de las mismas.

Con menos oferta debido a la sequía que arrastra la isla, donde no corren los barrancos desde la tormenta Filomena en enero de 2021, y «con los pozos y nacientes secándose, ¿cómo no va subir el precio del agua?», señala Sánchez.

Un 50% en tres meses

El aumento del precio del agua para riego agrícola en las zonas altas es cifrado por el presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) de Canarias, Rafael Hernández, en torno a un 50% en tres meses.

El muro de la presa de Sorrueda, en Santa Lucía de Tirajana, queda ahora lejos del agua. / Arcadio suárez

En las zonas altas de la cuenca de Tirajana, cultivos de medianías y de cumbres de Valsequillo, San Mateo y Tejeda y los altos de Guía y Gáldar, entre otros puntos a los que llega la actual red de distribución de agua del CIA, «están teniendo serios problemas de suministro», indica Hernández.

Según el presidente de Coag-Canarias, «arrastramos un déficit hídrico del 40% en comparación con los recursos del año pasado y eso se nota».

Estable en cotas bajas

El encarecimiento del agua de riego agrícola en las zonas altas contrasta con la estabilidad del precio al que el Cabildo vende a los agricultores tanto el agua de las ocho grandes presas de su propiedad como el resultado del tratamiento de las aguas residuales en las depuradoras que gestiona. Permanece inalterable desde hace años.

Si es de embalse o de depuradoras propias con tratamiento terciario el precio es de 15 euros la hora, tanto para cotas inferiores a 300 metros y para cultivos de medianías localizados a mayor altitud. Sube a 17,50 euros la hora si procede de otros terciarios y si es agua depurada oscila para la cota inferior a 300 metros entre 12 y 6 euros, en función del grado de salinidad, y entre 9,50 y 4,80 euros para medianías a mayor cota.

Imagen de archivo del poblado de Cercados de Araña, con la presa de Chira al fondo. / C7

El presidente de Coag-Canarias apunta que la sequía que sufre la isla se nota menos porque el CIA pone 19 millones de metros cúbicos anuales de agua a disposición de los agricultores, entre la de lluvia almacenada en las presas, la desalada que produce y la resultante del tratamiento de las residuales. «Eso hace que por debajo de la cota 300 no haya problemas y que esté a un precio estable y seguro», resalta.

Cubas y depuradoras

Como ejemplo de la bajada de altitud del nivel freático, el secretario de la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera, Cristóbal Sánchez, señala que hay barrios de la cuenca de Arguineguín, compartida por San Bartolomé de Tirajana y Mogán, como Soria, Barranquillo Andrés y Cercados de Araña, a los que se está llevando en cubas municipales agua desalada para el abasto.

Sobre la posible reutilización de las aguas residuales generadas en las zonas altas para el riego de cultivos, comenta que ninguno de los 50 núcleos de población localizados dentro de la Reserva de la Biosfera tiene depuradoras con el tratamiento necesario, salvo la biodepuradora instalada en el poblado troglodita de Acusa Seca.