Reflotado el submarino de Mogán

Una unidad de buceo del Mando Naval de Canarias reflotó ayer en aguas del Sur al submarino turístico de Mogán mediante el trincado a su estructura de grandes globos que posteriormente fueron inflados. Fue el primer ejercicio de seguridad marítima en España con un submarino civil. Así lo indicó el almirante comandante del Mando Naval, contralmirante Sobrino Pérez-Crespo.

GABRIEL SÚAREZ | MOGÁN

El submarino turístico con base en el Puerto de Mogán tras sufrir un fallo eléctrico que no le permite emerger a la superficie a unos quinientos metros de la costa pide ayuda a la torre del puerto. En su interior 30 pasajeros, algunos con ataques de ansiedad y otros heridos.

Así se pone en marcha el primer Ejercicio de Seguridad Marítima en un submarino civil en Gran Canaria, denominado Marsec 17. El puerto comunica la incidencia al Centro Coordinador de Emergencias 1-1-2, que a su vez activa todos los recursos disponibles, recayendo la coordinación de las operaciones de salvamento y reflote en el buque de acción marítima Relámpago, con base en Las Palmas de Gran Canaria.

El comandante del buque de la Armada, el capitán Francisco García Flores, lleva la riendas de la operación. A bordo, un total de once buceadores de la Unidad de Buceo de Canarias al mando del capitán de corbeta Álvaro Calderón, se hacen cargo de reflotar el submarino mediante el trincado de grandes globos que posteriormente son inflados.

Desde el instante que llegan al submarino hasta que logran hacerlo emerger y estabilizarlo en superficie, han pasado 40 minutos, un tiempo que se considera óptimo.

Una vez reflotado, comienza la evacuación del pasaje, que se realiza por vía marítima con embarcaciones zodiac hasta el puerto a los que no presentan heridas, mientras que tres helicópteros del 802 Escuadrón del Ejército del Aire, Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo (Sasemar) y el Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) evacuan al pasaje en peores condiciones. Además, se activa un plan B para evacuar a un buceador, que sufre un accidente durante las operaciones. Es desplazado a tierra donde recibe tratamiento de oxígeno en una cámara hiperbárica.

Esta actividad estuvo supervisada por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo. Además, asistieron como invitados la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, y el concejal de Seguridad, Mencey Navarro.