Recreación infográfica de cómo quedará el Puerto de Agaete tras la intervención integral que se proyecta en su zona de tierra. / C7

El Puerto de Agaete se moderniza como espacio público para el ciudadano

El Gobierno de Canarias presenta un proyecto de mejora y ordenación de la zona de tierra del Puerto de Agaete totalmente consensuado

Patricia Vidanes Sánchez
PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ Agaete

Durante dos años «hemos hablado y escuchado mucho», dijo el consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, en el transcurso de la presentación del proyecto de mejora y ordenación del Puerto de Agaete. Atrás quedan las manifestaciones ciudadanas en contra de la fallida ampliación del Puerto de Las Nieves y las declaraciones enfrentadas de representantes políticos de diferentes signo. «Hace dos años tomamos la decisión de no continuar el proyecto de ampliación», recordó Franquis, dada la «disparidad de opiniones» y, sobre todo, que nunca fue refrendado por la ciudadanía, que expresamente mostró su oposición a la construcción de un nuevo dique.

En el momento en el que el Gobierno de Canarias paralizó el proyecto de ampliación, también asumió el compromiso de presentar una iniciativa alternativa totalmente consensuada. Ello se traduce ahora en una próxima inversión de 14.353.364 euros para una obra, en zona de tierra siempre, que se calcula saldrá a licitación en torno a abril para que dé comienzo en el verano. Su plazo de ejecución será de 18 meses y su la superficie de intervención, 42.000 metros cuadrados.

Junto al consejero regional, y como exponente de la unión entre administraciones y del consenso alcanzado en un proyecto de esta envergadura, estaban ayer el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez, y la alcaldesa de Agaete, María del Carmen Rosario. Todos reconocieron que la obra que en breve se pondrá en marcha mejorará los servicios portuarios, convirtiendo el Puerto de Agaete en una instalación moderna y abierta al ciudadano, que podrá pasear libremente de lado a lado del muelle y donde, incluso, el Ayuntamiento de la Villa podrá llevar a cabo eventos según sus necesidades. De esta manera, afirmó el consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, «ponemos el Puerto de Agaete en el lugar que se merece, además de mejorar la conectividad» entre Gran Canaria y Tenerife. Y todo ello gracias a una profunda intervención del espacio puerto-ciudad; la zona de cofradía; y el puerto en sí.

La actuación proyectada se centrará en recuperar el espacio público portuario, ahora infrautilizado, dando continuidad al paseo marítimo que discurre desde el Muelle Viejo hasta el nuevo puerto creando un nuevo eje peatonal. Para ello se colocará nuevo pavimento y se mejorará el paseo playero, eliminando barreras arquitectónicas. Además, en la zona que se conoce como La Corchera, se prolongará el paseo marítimo instalando una pasarela sobre pilotes que unirá la zona de la playa con la de la Cofradía.

Sebastián Franquis, María del Carmen del Rosario y Miguel Ángel Pérez. / C7

En la zona más cercana a la Cofradía de Pescadores se eliminarán todas las construcciones que suponen en la actualidad una barrera entre el puerto y el pueblo marinero. Al desaparecer los cuartos de pertrechos y la actual terraza en altura se elimina el salto de cota que existe actualmente entre el paseo marítimo y la zona en las que se almacenan las nasas.

Ya en el interior del Puerto, se procederá a modificar la cota del muelle elevándolo un metro sobre la rasante actual, lo que permitiría salvar la diferencia de altura entre la zona portuaria y el paseo marítimo del Puerto de Las Nieves. A raíz de esta nivelación de rasantes nacerá un nuevo espacio que será utilizado como plaza pública.

El espacio destinado a los pescadores también se modernizará. Otro tanto pasará con la terminal de embarque para los ferris. Con la idea de que todo el entorno portuario se vincule al resto de la población, en la cubierta de esta nueva terminal se proyecta un restaurante y una terraza panorámica. Y junto a esta terminal se creará un nuevo aparcamiento urbano.

Se contempla subir un metro la cota del muelle para crear una gran plaza pública, intervenir en el paseo playero eliminando barreras arquitectónicas y un nuevo edificio terminal con un restaurante