Vista aérea de la presa de Soria, el vaso inferior de la central hidroeléctrica de bombeo. / arcadio suárez

El programa Mab de la Unesco archiva la denuncia sobre el impacto de Chira-Soria

El Consejo Científico del Comité Español concluye que no tiene que realizar un estudio propio sobre la afección de la central a la Reserva de la Biosfera

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

El Comité Español del Programa Hombre y Biosfera (MaB) de la Unesco ha llegado a la conclusión de que no es necesario que haga un estudio propio sobre la afección de la central hidroeléctrica de Chira-Soria a la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria porque el procedimiento del proyecto, los estudios realizados y los que están en trámite «ya dan cumplimiento a lo exigido por los convenios internacionales y la normativa vigente».

El pronunciamiento del Consejo Científico del programa Mab, mediante el que el Ministerio de Transición Ecológica y otras entidades velan por la puesta en práctica de sus fines y objetivos, responde a la petición que fue realizada en este sentido por la plataforma Salvar Chira-Chira, que se opone la construcción de la central, durante el último periodo de información pública del proyecto.

Ante la propuesta del colectivo que denuncia que Chira-Soria industrializará el barranco de Arguineguín, el Comité Español del programa MaB solicitó información al Cabildo, que le remitió tres informes técnicos el pasado 30 de octubre y le recordó que está todavía en tramitación la evaluación de impacto ambiental del proyecto por parte del Gobierno de Canarias.

Es tras analizar esta información cuando el Consejo Científico del Comité Español concluye que no tiene que realizar nuevos informes y estudios sobre la afección a la Reserva de la Biosfera de la isla, creada desde el año 2005, y da por finalizado el procedimiento.

Zonificación de la Reserva

El primer informe remitido al Ministerio, rubricado por la gestora de la Reserva, expone que las actuaciones del proyecto desde el pueblo de Caidero hasta la costa están fuera de su ámbito territorial y detalla que la zona núcleo, donde impera la protección, no está afectada.

Este informe de la Consejería de Medio Ambiente explica que el entorno de Chira se localiza en la zona de amortiguación de la Reserva, mientras que el área de Soria y la de Lomo de Cortadores se encuentran en la zona de amortiguación, donde los acuerdos y convenios internacionales establecen que deben promoverse actividades económicas sostenibles para favorecer el desarrollo socioeconómico de la población local.

También explica que los espacios naturales protegidos de la Red Canaria y la Red Natura 2000 que se encuentran en la Reserva cuentan con planes pormenorizados que determinan el régimen de protección y gestión de esos territorios.

El Cabildo aportó también al Ministerio el informe técnico que la Consejería de Medio Ambiente emitió en septiembre pasado sobre la actualización del estudio de impacto ambiental que contiene el último proyecto de la central hidroeléctrica de bombeo, en el que concluye que esta infraestructura de almacenamiento de energías renovables y todas sus instalaciones asociadas, es compatible con la protección del territorio.