Una de las 300 sabinas plantadas por REEcerca de la presa de Soria, el vaso inferior de la central hidroeléctrica. / C7

REE planta 300 sabinas en Soria para compensar sus trabajos geotécnicos

Finaliza así la restauración de las pistas abiertas para conocer las características del subsuelo de la central hidroeléctrica, aunque no hubieron talas ni podas

JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria.

La concesionaria de la central de Chira-Soria, Red Eléctrica de España (REE), ha plantado 300 sabinas en el Lomo de los Azulejos y en el Morrete de los Ribanzos, en la parte alta de la presa de Soria, culminando así el proceso de restauración de las pistas abiertas para los trabajos de la geotécnica del proyecto de la hidroeléctrica reversible.

Según REE, aunque los trabajos geotécnicos no conllevaron talas ni podas de árboles, las sabinas se han plantado para mejorar la restauración del terreno conforme a un Plan de Vigilancia Ambiental autorizado por Política Territorial y en colaboración con el Servicio de Medio Ambiente del Cabildo, aprovechando las favorables lluvias caídas este invierno con el fin de asegurar su pervivencia.

Plantadas a tresbolillo con un margen de separación de 5 metros entre cada planta, la iniciativa incluye una previsión de riegos en los meses de mayo, julio y octubre para lograr su mayor arraigo posible.

El trazado de la impulsión afecta a las instalaciones de riego de Juliano Bonny, que teme por la actividad agrícola en la cuenca

C7

REE llevó a cabo la campaña geotécnica de la central para determinar, con un mayor grado de detalle, las características del subsuelo donde se realizará el proyecto, mayoritariamente subterráneo, señala en una nota.

Alegaciones de Bonny

La Plataforma Salvar Chira-Soria denunció ayer que la construcción de la central «dejará sin agua de pozo al barranco de Arguineguín», haciéndose así eco de las alegaciones presentadas por la empresa Juliano Bonny Gómez S.L., que sostiene que la impulsión del agua desalada «afecta considerablemente» a sus instalaciones, dado que «a lo largo de su trayecto coinciden o se solapan ambas infraestructuras».

Desde hace más de 50 años la empresa es titular, junto a la entidad El Cardonal S.L., de una tubería de 18,3 kilómetros que va del Pozo Chira a la elevación Lomo Galeón y de aquí al estanque municipal sito en Montaña del Vento (Arguineguín). La tubería da servicio a 5 pozos (Chira, La Calabacera, El Horno, Caidero Oscuro y San José) y a varias instalaciones hidráulicas «con los permisos y autorizaciones necesarias para su funcionamiento, estando actualmente en explotación», explica.

Desde el estanque regulador de Cercados de Espino, el agua se reparte entre estas entidades y terceros para regar cultivos como Lomo Gordo en San Bartolomé de Tirajana, con 473.201 metros cuadrados plantados, siendo aprovechada también por el Consistorio de Mogán para necesidades municipales.

La interrupción en el servicio de abastecimiento de riego, y la imposibilidad, aún temporal, de obtener el agua necesaria para los cultivos «causaría a esta parte, y a los terceros que cuentan con dicho suministro para sus explotaciones, perjuicios difícilmente reparables, dado que supondría la interrupción de la actividad agrícola, la pérdida de los cultivos y cese de la actividad», señalan las alegaciones, que consideran que REE no ha tenido en cuenta tales circunstancias porque si no «hubiera buscado una solución idónea que lograra una convivencia adecuada entre ambas instalaciones».