Ovejas de un rebaño pastando hierba en un monte. / C7

35 pastores optan a 46 suelos con riesgo de incendio y una paga del Cabildo

La primera convocatoria de pastoreo remunerado ofrecía 96 lotes seleccionados por Medio Ambiente para que tuvieran dónde elegir

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Son 35 los pastores que han presentado ofertas para llevar sus rebaños a pastar a las 96 parcelas seleccionadas por el Cabildo en suelo público, preferentemente en zonas de alto de riesgo de incendio forestal y cauce de barrancos, como ideales para que cabras y ovejas ejerzan como bomberos forestales.

Las ofertas recibidas pujan por 46 de los 96 lotes incluidos en la primera convocatoria de este procedimiento de concurrencia competitiva, ideado por la Consejería de Medio Ambiente y gestionado por Gesplan, para aportar un sueldo a los pastores que contribuyen a la prevención de incendios forestales.

En concreto, cobrarán entre 50 y 10.128 euros anuales por el pastoreo de cada parcela, un valor fijado de antemano para cada una en función de la lejanía al cortijo, el tipo de vegetación y si son estratégicas.

La mayoría de las ofertas recibidas, y que ahora deben ser valoradas y resueltas, optan a lotes que los pastores ya vienen usando con sus rebaños con autorización de Medio Ambiente, que actualmente se las venía concediendo a 41 pastores.

En general, se trata de las parcelas más próximas, las ya utilizadas y las que son capaces de cubrir con sus rebaños.

La falta de relevo generacional y la dureza del trabajo vienen reduciendo el número de pastores de la isla. / Javier Gil

Aunque en pocos casos, se han registrado ofertas de varios pastores por la misma parcela de pastoreo remunerado, como en San José del Álamo, el lote finalmente más codiciado y que deberá resolverse valorando las propuestas recibidas.

Los contratos con estos pastores tendrán una vigencia de un año y en 2023 se convocará de nuevo otro procedimiento de concurrencia, probablemente con menos parcelas y por más de un año, entre otras modificaciones que aconseje la experiencia de este año, en el que se incluyeron parcelas de sobra para que los pastores tuvieran dónde elegir.

El pastoreo preventivo en dominio público hidráulico de zonas de alto riesgo y ejes de crestas principales será el mejor pagado (casi el doble) y se cobrará de menos a más si la vegetación que se pasta es herbácea, de matorral o de cañaveral.