Parte de un pilar de la GC-2 está en el aire

Las copiosas lluvias que cayeron en Gran Canaria en 2015 provocaron deslizamientos de tierra en las laderas sobre las que discurre la plataforma de la GC-2 y dejaron al aire parte de la base de uno de los pilares que sujetan la vía, a la altura de Llano Alegre, en Guía. El Gobierno de Canarias ya adjudicó las obras para su reparación, que se iniciaron hace apenas unos días. La Consejería de Infraestructuras deja claro que la obra es prioritaria, pero descarta riesgos de derrumbe.

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

Uno de los pilares que sirven para anclar al terreno la plataforma de la carretera GC-2, la que enlaza la capital con los municipios del norte de Gran Canaria, tiene parte de su base en el aire. Un vídeo realizado por una empresa de ingeniería que ayer se hizo viral en las redes sociales muestra cómo parte de la tierra de la ladera se ha desprendido y ha dejado al descubierto la estructura del pilar de hormigón.

El Gobierno de Canarias, que recepcionó la vía en 2014, acaba de adjudicar a la empresa OHL unas obras complementarias en el tramo El Pagador-Guía que, entre otras actuaciones, contempla el refuerzo de la cimentación de esa pila, la número 5 del viaducto número 4, a la altura de Llano Alegre, que presenta un elevado grado de descalce como consecuencia de las lluvias de 2015. La consejería que dirige Pablo Rodríguez deja claro que la obra es prioritaria, pero que se descarta que haya riesgos de derrumbes.