Paloma Pujol defiende la figura femenina en el deporte

Paloma Pujol es la actual campeona del mundo de footbag y de España de freestyle, modalidades deportivas en la que la pelota sirve para hacer prestidigitaciones con el pie. La madrileña ha pasado unos días en el municipio de Guía, aportando su saber en el primer campus de fútbol Cindy García.

PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ | GUÍA

Paloma Pujol es la única mujer en España que practica el footbag, una disciplina deportiva que consiste en tocar una pelota de apenas 50 gramos rellena de semillas, acero o arena con los pies sin dejar que caiga al suelo. En realidad, entre hombres y mujeres, no hay ni una decena de practicantes de esta disciplina deportiva en nuestro país. A pesar de no contar con un patrocinador, Pujol se hizo con el Mundial de la especialidad en 2015. Su objetivo es revalidar el título, al tiempo que participa en campus como el celebrado este mes en Guía, en exhibiciones y concursos donde muestra cómo se mueve la pequeña pelota en un juego de acrobacias. Además Paloma Pujol practica el fútbol freestyle desde hace tres años, modalidad en la que también se ve capaz de hacer un buen papel en el Mundial de 2018.

A su paso por Guía, la jugadora cuenta que es «la única chica en España, de entre ocho chicos, que practica el footbag», para lo que es imprescindible una pelotita (hacky) que le llegó en su día a sus pies gracias a un regalo de su madre. En su día buscó información en internet, comenzó a entrenar «y 12 años después soy campeona del mundo».

sin patrocinador. Eso sí, «ni es conocido el footbag, ni tengo patrocinador». Nunca lo ha tenido, y es que, como apunta, el deporte que prima es el masculino, y los de masas, como el fútbol o el baloncesto. «Si ya te sales de ahí, no hay nada».

Tanto es así que el 6 de agosto el Mundial se celebrará en Estados Unidos, «pero no puedo ir porque no puedo pagarlo; en 2018 hay otro mundial y espero que sea en Europa». Para esa cita «intentaré buscar patrocinador, pero no será fácil». Y es que Paloma se costea todos y cada uno de los desplazamientos, por lo que debe ser muy meticulosa a la hora de escoger las competiciones en las que participará. El Campus Cindy García de fútbol femenino la ha traído a Guía, donde ha impartido una serie de clases y charlas. Aunque sabe que muchos tachan el footbag de juegos malabares, recuerda que entrena una media de doce horas semanales y que es «muy positivo que las niñas tengan referentes femeninos en el deporte».