Imagen de archivo del Padre Báez. / C7

El Padre Báez vuelve a oficiar misas tras ser apartado en junio

Fue apartado en junio tras haber responsabilizado de su muerte a la madre de las niñas Anna y Olivia, asesinados por su padre en Tenerife

CANARIAS7 Telde

Según Teldeactualidad, el sacerdote Fernando Báez Santana, conocido popularmente como Padre Báez, anuncia que está «parcialmente de vuelta» y vuelve a oficiar misas, al tiempo que comunica la salida a la calle de su nuevo libro y carga de nuevo contra el presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales.

El que fuera párroco de Lomo Magullo fue apartado de su oficio en junio pasado por el obispo de la Diócesis de Canarias, José Mazuelos, con prohibición cautelar de participar en la eucaristía, tras haber responsabilizado de su muerte a la madre de las niñas Anna y Olivia, asesinados por su padre en Tenerife, tal y como informó Teldeactualidad.

Pues bien, Báez anuncia en su perfil de Facebook que ha vuelto a su actividad pastoral celebrando la Eucaristía en San Juan de Dios (El Lasso), de lunes a viernes a las 07.30, los sábados a las 8.00 y los Domingos a las 10.00.

Respecto a su último libro, informa de que la publicación con el título Jesús a los 18/19 años: Un muchacho ejemplar ya está a la venta en las librerías y se puede pedir también directamente a Ediciones Ende. «Es el primero de una trilogía; el segundo ya está en la imprenta, y en preparación el tercero».

«Al presidente del Cabildo hay que pararle los pies, pues nos lleva a la mayor de las desgracias: la pobreza y mendicidad, ya sin comida ni tierra donde producirla»

Por último, Báez vuelve a la carga personal contra el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, de quien dice que «hay que pararle los pies, pues nos lleva a la mayor de las desgracias: la pobreza y mendicidad, ya sin comida ni tierra donde producirla».

«Amigos todos, ya de vuelta en un poco a poco, no se me olvida lo que en el fuego tengo, y es lo siguiente: advertirles a todos de la peligrosidad de un personaje que nos lleva a la ruina y a la dependencia total del exterior. Saben me refiero a Antonio Morales: ha llenado la isla de pinos (en lugar de árboles frutales; ha desaparecido a las cabras -que no se ve una en toda la isla-, y por si fuera poco va a regar con agua del mar las medianías y cumbres, con lo que despoblará el interior de la isla, donde por culpa del bromuro, imposible se pueda volver después al sector primario. Hay que pararle los pies al presidente del cabildo, pues nos lleva a la mayor de las desgracias: la pobreza y mendicidad, ya sin comida ni tierra donde producirla.