Punto limpio de Montaña Cardones, en Arucas. / ARCADIO SUÁREZ

La ordenanza del servicio de puntos limpios abre la posibilidad de cobrar

El texto corrige, al atender en parte una enmienda del PP, el régimen fiscal previsto. El próximo pleno del Cabildo aprobará inicialmente la ordenanza

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La ordenanza reguladora del servicio público de gestión de la red de puntos limpios y plantas de transferencia de residuos de la isla será aprobada inicialmente en el pleno de octubre del Cabildo una vez que su Comisión de Medio Ambiente dé mañana jueves luz verde a las modificaciones introducidas en respuesta a las enmiendas presentadas por PP y NC.

El nuevo proyecto corrige, atendiendo parcialmente una enmienda del PP, el régimen fiscal previsto en el artículo 5 de la ordenanza. Ahora dice que «el Cabildo podrá establecer una tasa pública por la prestación del servicio» donde antes decía que por la prestación, «en aquellos casos en los que así esté establecido, deberá abonarse la correspondiente tasa pública en los términos regulados en las respectivas ordenanzas fiscales». En cualquier caso el servicio seguirá siendo gratuito, reservándose el Cabildo la potestad de cobrar una tasa creando la correspondiente ordenanza fiscal.

Las alegaciones del PP que pedían eliminar el límite de tres cartuchos de tinta de impresora y tóneres admisible en los puntos limpios y las condiciones de entrega en ellos de varios residuos domésticos se desestiman.

A propuesta de NC cambia el preámbulo y a petición de la asesoría jurídica la disposición final que facultaba al titular de Medio Ambiente a dictar resoluciones de desarrollo de la ordenanza porque «no se ajusta a derecho».