Imagen de la Montaña de Arucas, cerrada pero aún así uno de los espacios más vandalizados. / arcadio suárez

La Montaña de Arucas va de mal en peor

El deterioro de la Montaña de Arucas crece a pasos agigantados, a pesar de los anunciados planes de recuperación, y los turistas siguen llegando al lugar

Patricia Vidanes Sánchez
PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ Arucas

A mediados del pasado mes de junio el Ayuntamiento de Arucas anunció una primera inversión de 125.000 euros para iniciar la recuperación del mayor símbolo paisajístico del municipio, la Montaña de Arucas. La idea es acometer en una segunda partida la totalidad del plan integral de reforma del lugar, que alcanzaría una inversión de 240.000 euros. Todo ello en lo que se refiere a la parte pública. El mesón, propiedad privada, lleva años cerrado y vandalizado tanto o más que el resto del espacio, un mirador que en otro tiempo fue uno de los principales reclamos turísticos de Arucas.

Lo cierto es que hasta la Montaña de Arucas todavía llegan turistas. Y lo que se encuentran al llegar es abandono, degradación, suciedad, inseguridad. Ya reconoció en junio el propio Ayuntamiento de Arucas, en el transcurso de la presentación del proyecto que aún no se ha iniciado, que la Montaña de Arucas, cerrada desde el inicio de la pandemia, es uno de los lugares más vandalizados del municipio. Su reapertura llegó hace unos cinco meses, horario -de 09.00 a 20.00 horas- y un nuevo portón que impide el paso fuera de esa franja horario. Pero parece que ni aún así ha mejorado la conservación del deteriorado espacio desde el que se contempla buena parte del municipio norteño.

Una grupo de visitantes en la Montaña de Arucas, degrada y llena de basura. / Arcadio suárez

En más de una ocasión el alcalde de Arucas, Juan Jesús Facundo, ha apelado a la responsabilidad ciudadana en el mantenimiento de los espacios públicos y del mobiliario urbano, contra el que se atenta cada día y en mayor medida desde que comenzara la pandemia. Por eso también «se baraja el control» mediante un contrato de licitación del servicio de seguridad de espacios, como la Montaña de Arucas, «muy vandalizados». Mientras alguna medida verdaderamente correctora llega, los ataques contra el lugar siguen y la Montaña de Arucas acrecienta el nivel de deterioro.

En otro tiempo el mirador natural fue uno de los mayores reclamos turísticos de Arucas. Ahora un portón intenta impedir el paso a los vándalos

Como también sucede con el antiguo mesón, cerrado desde hace al menos tres años y totalmente destruido por los vándalos. Precisamente, en su día en la presentación del plan de reforma de la Montaña el gerente del grupo de empresas Marquesa de Arucas, Javier Vega, señaló que el mesón «está totalmente destrozado». Para reflotarlo se calcula que se necesita una nueva inversión de 600.000 euros.