Lorenzo Pérez, de Canaturex, en su finca de tuneras de Ingenio. / C7

El mejor oro rojo crece en Ingenio

La cosecha de 2022 de cochinilla en la isla contiene una concentración de ácido carmínico y de humedad en la materia seca que sitúan al producto entre los de mayor calidad de cuantos se producen en el mundo

CANARIAS7 Ingenio

La cosecha de la campaña 2022 de cochinilla en Gran Canaria ha sido un éxito sin precedentes en el mundo de los colorantes naturales, y es que los informes analíticos de la materia colorante cosechada en Ingenio ha obtenido, según el Centro de Inspección y Control de Calidad de Comercio Exterior, el llamado laboratorio Soivre del Ministerio de Industria, una concentración de ácido carmínico del 23,44% y una humedad del 8,70% en la materia seca.

La prueba de que se trata de un buen dato es que, según el Reglamento de la Denominación de Origen Protegida de la Cochinilla de Canarias, los parámetros físicoquímicos para certificar la calidad deben obtener un 19% de concentración en materia tintórea y un 13% en humedad. Supera los dos.

El trabajo en el campo, fruto del esfuerzo y la dedicación durante años en este desconocido sector ganadero, han consumado estos excelentes resultados, posicionando la calidad de la cochinilla del municipio del sureste grancanario en lo más alto de la gama del color rojo carmín.

Una planta naturalizada en Canarias desde el siglo XV

La cochinilla, un diminuto animal criado en las palas de las tuneras, es la única productora natural del preciado carmín. El insecto se nutre exclusivamente de la savia de la planta huésped naturalizada en las islas canarias desde el siglo XV. El clima y las propiedades del suelo volcánico inciden directamente en las características organolépticas, aportando a la grana cochinilla los nutrientes necesarios.

Visto lo visto, en Ingenio estos factores han sido determinantes. Ya el año pasado se obtuvieron resultados muy satisfactorios (23,39% en concentración de colorante), pero en esta campaña se han superado con creces ante el asombro del propio laboratorio, que incluso ha llegado a preguntar qué se está haciendo en Gran Canaria.

Colorante alimentario

El carmín es el colorante más demandado por la industria alimentaria y proviene en su mayor parte desde plantaciones peruanas, que desde hace décadas sitúan al país latinoamericano como líder en producción por cantidad, algo que llegó a ostentar el archipiélago canario con más de tres millones de kilos producidos cada año . Las islas perdieron el liderazgo cuantitativo hace décadas, pero en calidad no tienen rival.

Toda la producción de Ingenio ha partido a los 5 continentes y cuenta con clientes emblemáticos como la Real Fábrica de Tapices, que confía en el empleo de las mejores materias primas tintóreas, pero el reto que se marca Canaturex, la empresa que lo explota en Ingenio, es poder ofrecer este producto único en el mundo al sector de la alimentación.

Dado que es uno de los productos agrícolas con mayor demanda mundial, Canaturex confía en que su explotación se generalice y que, con ello, se eleve la tasa de empleo y se lleve a cotas muy altas el desarrollo rural de Canarias.