Imagen de archivo de otra manifestación contra la central hidroeléctica de Chira-Soria este año. / c7

Manifestación de Salvar Chira-Soria contra la central hidroeléctrica

Según la plataforma, en torno a 12.000 personas han acudido al acto de protesta en Las Palmas de Gran Canaria

EFE Las Palmas de Gran Canaria

La Plataforma Salvar Chira-Soria ha vuelto a expresar su rechazo al proyecto de central hidroeléctrica del Cabildo de Gran Canaria en el entorno de dichas presas este sábado con una manifestación en la que ha acusado a sus promotores de que «pretenden arrasar la Reserva Mundial de la Biosfera en esta parte de la isla».

Una protesta que, según asegura la plataforma en un comunicado, ha movilizado a «más de 12.000 personas» que, en tres columnas de manifestantes procedentes del norte, sur y centro de Gran Canaria, confluyeron el parque de San Telmo de la capital de la isla.

Desde allí emprendieron una marcha que primero rodeó el Cabildo, «máximo impulsor del proyecto», entre gritos de «Morales dimisión» destinados a su presidente, Antonio Morales, dirigiéndose a continuación hacia la Presidencia del Gobierno de Canarias, responsable de las autorizaciones para que la megacentral pueda ejecutarse, prosigue la nota.

El presidente de la plataforma, el arqueólogo Julio Cuenca, leyó al final un manifiesto en el que adujo que el propósito de su oposición al llamado proyecto de Salto de Chira es «impedir que vuelva a sucumbir otro territorio más de extraordinario valor natural» con su ejecución.

Puesto que está prevista, según ha dicho, en «un territorio que atesora numerosas especies protegidas y una enorme biodiversidad, en el que conviven en armonía sus habitantes con la naturaleza que les rodea».

Julio Cuenca ha sostenido que «estamos en una urgencia climática muy grave, pero la megacentral de Chira Soria no tiene nada que ver con la lucha contra el cambio climático», pues «existen soluciones científicas y técnicas más baratas, más asequibles, más democráticas y menos lesivas para el territorio», ha asegurado.