La lluvia llega a Gran Canaria