Concentración de jóvenes en el entorno del parque de La Mayordomía. / C7

«Esto era una zona tranquila pero ya no se puede vivir»

Vecinos del entorno del parque de La Mayordomía se quejan de que los fines de semana se concentran decenas de jóvenes para pelear y que los amenazan e insultan

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

En el barrio de Lomo Los Frailes, en las viviendas más pegadas al parque de La Mayordomía, durante los fines de semana, hay una gran diferencia entre la mañana y la tarde. De día, el entorno es pacífico y tranquilo, sosegado por el oxígeno que proporciona la zona verde. Por la tarde ya es otra cosa. Los vecinos denuncian que en los últimos meses se están produciendo concentraciones de jóvenes que quedan para pelear entre ellos, en algunas ocasiones, y que acaban con carreras por las zonas interiores de los bloques de viviendas, gritos y amenazas contra los residentes.

«Se producen golpes al mobiliario urbano y si te asomas a la ventana y les dices algo, te insultan», comentan algunos vecinos que prefieren mantener su identidad oculta por seguridad. «Incluso le han llegado a pegar a un comerciante de la zona», indican, «y otra vez le dieron a un señor mayor dentro del parque».

Aseguran que las concentraciones de estos jóvenes, que pueden alcanzar varias decenas, se han empezado a generalizar desde la entrada en la nueva normalidad. «Al principio venían diez o quince pero ahora son un montón», prosigue otra vecina de la zona.

Los hechos suelen ocurrir a partir de las cuatro o cinco de la tarde, refieren. «Exigimos seguridad en el barrio porque ya no podemos salir de la puerta de casa», expone otra persona afectada, «el otro día me llamó una vecina por teléfono para decirme que ni se me ocurriera salir a comprar o a tirar la basura». Y resume la situación de los residentes de esta parte de la ciudad: «Ya aquí no se puede vivir».

En la puerta de un pequeño comercio, un grupo de vecinos comenta el problema. Refieren que hay veces que algún joven se ha encarado con los vendedores porque, ante la actitud y los malos modos con que entran, se niegan a venderles. «Este sábado nos dijeron que nos iban a quemar la tienda porque mi hija no les dejó entrar», relata la propietaria.

Cierre del parque

En el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no se tiene constancia de que en el entorno del parque de La Mayordomía, en el distrito de Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, se haya producido un aumento de las incidencias relativas a la seguridad ciudadana.

Sin embargo, los vecinos de esta parte de Lomo Los Frailes exponen que se llama a la Policía Local. «Lo que hacen, cuando ven algún problema, es expulsarlos del parque y cerrarlo», detallan, «pero eso nos deja el problema en nuestras calles porque los chicos se concentran en torno a los bloques».

Algunos residentes están decididos a recoger firmas para dirigir un escrito al Consistorio capitalino con el fin de que se produzca un refuerzo de la seguridad. Consideran que deberían poner cámaras y aumentar la presencia policial. «Lo único que pedimos es seguridad».