El concejal Mario Regidor explica los parámetros que se controlarán desde el Ayuntamiento. / C7

Los vecinos podrán conocer el estado de tramitación de sus peticiones desde sus casas

El Ayuntamiento quiere licitar este año un gestor telemático de expedientes mediante una inversión inicial de unos 860.0000 euros

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Imagine que quiere saber cómo está la licencia de obras que ha pedido; o cuánto tiene que pagar y cuándo se acaba el plazo para abonar un determinado tributo; o si su petición de una ayuda económica de emergencia ha sido vista por el trabajador social correspondiente. Y encima que puede hacerlo desde casa, con su ordenador personal o desde su móvil inteligente. Todo ello será una realidad antes de lo que se cree. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está tratando de impulsar la iniciativa para la gestión telemática de expedientes para que fines de este nuevo año o, todo lo más, en el primer trimestre de 2023 todas esas posibilidades dejen de ser una promesa de futuro y pasen a ser una posibilidad.

Así lo cree el concejal de Nuevas Tecnologías del Consistorio capitalino, Mario Regidor, quien entiende que «esto va a ser una revolución, no solo en cuanto a la gestión de las peticiones y tramitaciones, sino también en la relación que el ciudadano tiene con la administración local».

El edil avanza que el proyecto se licitará este mismo año con un presupuesto inicial que rondará los 860.000 euros. La propuesta está contemplada en el programa de la Agenda Digital Municipal para el periodo 2021-2025, que requiere de una inversión de unos veinte millones de euros para poner en marcha veintitrés líneas de actuación de contenido tecnológico.

Un archivo propio

El gestor de expedientes telemático es el que más va a cambiar el modo de interactuar con la administración pública. «Va a permitir que todo residente tenga su archivo propio en el servidor del Ayuntamiento», aclaró el concejal de Nuevas Tecnologías, «ahí estarán todos los trámites, las licencias y las peticiones hechas por el ciudadano, quien podrá conocer en tiempo real dónde está su solicitud, llegando a saber, también en tiempo real, cómo se resuelve». Por este canal habrá también una comunicación más fluida con lo servicios, que ofrecerán sus respuestas por este nuevo medio.

El edil apunta que esto también servirá para que los ciudadanos tengan al día sus obligaciones tributarias y no se encuentren con los recargos que se producen cuando no abonas los impuestos en el periodo voluntario. «Eso evitará lo que ha pasado con las cartas de pago», dijo en relación a los problemas de notificación de recibos que ha habido en los dos últimos años, «cuando esté operativo, podrás entrar y ver que te toca pagar el IBI».

En materia social también podrá mejorar la respuesta institucional. «Al ser más fácil el procedimiento de presentación de documentos desde casas, se puede reducir el tiempo de concesión de ayudas», indicó, «y eso, en el caso de prestaciones perentorias va a facilitar la vida tanto al ciudadano como al funcionario».

La atención presencial seguirá operativa. / C7

La activación de este nuevo canal no va a suponer la desaparición de las formas tradicionales de comunicación ya que éstas permanecerán para aquellos ciudadanos que no tengan bien desarrolladas sus competencias digitales. «El contacto humano no debe perderse», señala Mario Regidor, «a medida que se sucedan las transformaciones digitales, los mayores se van a ve acompañados para que no se queden atrás y se va a quedar la atención presencial».

En todo caso, se espera que la revolución telemática será total al final de la presente década. «Ya no vendrá nadie a presentar un documento», augura el edil de Nuevas Tecnologías.

El proyecto irá acompañado de un plan de modernización de las aplicaciones móviles municipales y de la página web del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para facilitar el acceso a la información y hacerlas más adaptables para el ciudadano.

Vinculado a esto se sitúa la intención del Consistorio de aumentar los niveles de transparencia. «Se va a ofrecer más datos que lo que establece la ley para que puedan ser usados por ciudadanos, empresas y profesionales en el desarrollo de informes y proyectos», dijo. Regidor también anunció que se podrá retransmitir las juntas de distrito.

Oficinas municipales. / Juan Carlos Alonso

Mejorar los tiempos de respuesta de la administración

Una de las claves de la expansión de la Agenda Digital Municipal es la de conseguir una respuesta lo más rápida posible por parte de la administración local. En este empeño se enmarcan diferentes iniciativas, como la sensorización del quinto contenedor -que se quedará para basura orgánica-, que permitirá conocer en tiempo real el nivel de llenado del depósito para, en caso necesario, variar la ruta de un camión del servicio de Recogida para vaciarlo y evitar que el contenedor se desborde. El concejal de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Mario Regidor, confía en que este operativo esté activo entre este nuevo año y 2023. «Esto va a beneficiar a toda la ciudad porque estará más limpia», indicó.

Otros ejemplos de mejora de la capacidad de respuesta del Ayuntamiento los sitúa en la red de saneamiento, en la que se detectará cualquier problema en tiempo real; o en el transporte público, en especial en el caso de la MetroGuagua, a la que se le pondrán siempre los semáforos en verde a medida que se acerca a los cruces. «La MetroGuagua solo se va a parar para recoger y dejar pasajeros», detalló el edil, «y la gente podrá ver que no pierde el tiempo a bordo del transporte público». En su opinión, esto redundará en una mejora del tráfico y de la reducción de gases contaminantes.

Estos tres proyectos han sido incluidos en el programa LPA Inteligencia Azul con una dotación conjunta de 2,06 millones.

La Agenda Digital contempla también el despliegue de una red wifi pública por la ciudad y el impulso de la digitalización empresarial, en especial del comercio local, para responder al reto de las compras electrónicas.