En la imagen, los organizadores y formadores de este curso. / C7

UP2U Project presenta un curso digital destinado a 15 jóvenes en riesgo de exclusión

Reyes Martel se congratuló de que «van a aprender una profesión que apenas tiene tasa de desempleo y saldrán con experiencia profesional»

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La asociación UP2U Project, presidida por la magistrada Reyes Martel, inauguró ayer una nueva edición de un curso digital orientado a 15 jóvenes en situación en riesgo de exclusión social y que tiene como objetivo el fomentar, promover y ayudar con formación a los jóvenes mas vulnerables.

Esta iniciativa cuenta con el decidido apoyo del Servicio Canario de Empleo del Gobierno de Canarias que, de la mano de su directora Dunia Rodríguez Viera, estuvo presente en este acto inaugural para desear «toda la suerte del mundo a los participantes ya que es una oportunidad única de entrar en el mundo laboral y adquirir unos conocimientos cualificados en áreas muy demandadas como es la del desarrollo digital», dijo.

Este Programa de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE) persigue la empleabilidad de jóvenes a través de la instalación y mantenimiento de sistemas de voz y datos «para entidades del tercer sector», expuso Reyes Martel, añadiendo que los alumnos «también podrán desarrollar centralitas telefónicas virtuales, servicio de mantenimiento preventivo de instalaciones de voz y datos, la instalación de sistemas de red wifi, etcétera». T odo ello orientado a menores de 30 años en situación de vulnerabilidad social, los cuales estarán en todo momento apoyados por el personas del programa y de la asociación UP2U Project.

En este grupo también hay menores con medidas judiciales que buscan, de esta forma, formarse e introducirse en el mundo laboral e incluso, Reyes Martel, les prometió que si cumplían la formación con resultados satisfactorios, terminarían «mucho antes esas medidas ya que todo esto es un aprendizaje de vida», les dijo.

«Van a aprender una profesión que apenas tiene tasa de desempleo y saldrán de aquí con una titulación y, además, experiencia profesional y para ello estamos haciendo todos un esfuerzo enorme. Esto es gracias a todas las empresas e instituciones que ponen siempre su granito de arena», destacó agradecida.

Entre los alumnos que van a formarse en nuevas tecnologías estaba Hafsa el Hajji, una joven marroquí que llegó a la isla en patera cuando era una niña y ahora afronta un reto ilusionante: «Vine aquí buscando una vida mejor y tras estar en centros para menores, el CAE y ahora en un centro para mayores en Guía, quiero aprovechar esta oportunidad de formarme y buscarme un futuro», comentó.

«Es una oportunidad muy buena para conseguir un buen futuro y poder disfrutar de una vida mejor. Antes hice un curso de carnicería y ahora me llamaron para este y me encanta, es lo que quiero hacer en mi vida», dijo ilusionada esta joven que dejó el Atlas navegando tres días a bordo de una patera para encontrar la felicidad en las Islas Canarias.