Foto de dfamilia de las nuevas incorporaciones, este martes en las casas consistoriaes de Santa Ana. / C7

Un total de 28 agentes renueva el cuerpo de bomberos capitalino tras 15 años sin incorporaciones

Los funcionarios, entre los que está la primera bombera de la ciudad, tomaron posesión de su cargo en las Casas Consistoriales

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Un total de 28 agentes se incorporaron este miércoles como funcionarios del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la capital grancanaria. Este grupo, a los que se sumarán otros tres en los próximos días porque están terminando el proceso formativo, es el primero que entra en el cuerpo desde 2007.

«Llevábamos quince años sin un proceso selectivo de bomberos», explicó el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, en el acto de firma como funcionarios de carrera que se celebró en las Casas Consistoriales. «Eso provocaba una situación de envejecimiento del cuerpo y necesitábamos rejuvenecerlo», añadió.

En esta promoción se encuentra la primera bombera de la ciudad, Graciela Ruiz del Pino, quien animó a más mujeres a incorporarse a los servicios de emergencia. «Soy la primera de Las Palmas de Gran Canaria, pero en el Consorcio hay tres, una de ellas cabo», expuso, «hay muchas mujeres detrás que han hecho que yo esté aquí, y si yo empujo a otras, bienvenidas sean». Aseguró que se preparó para el puesto durante ocho años.

Graciela Ruiz es la primera mujer que accede al Cuerpo por oposición ya que la actual jefa del servicio, Rosa Rodríguez, es en realidad comisaria de la Policía Local. Fue designada como jefa de Bomberos por el actual grupo de gobierno en 2019.

Junto a los 31 que se incorporan al parque central de Miller, otros treinta que forman la lista de reserva iniciarán su formación en breve para cubrir las bajas, en especial las de larga duración.

Su activación no solo permitirá reducir las horas extras estructurales sino también dotar de más personal a los parques, en especial a los zonales ( Vegueta y La Isleta) que permanecen mucho tiempo cerrados y sin agentes debido a que los bomberos se han negado a seguir cubriendo bajas mientras no se produzcan cambios en la organización del servicio y se mejore sus dotaciones y equipos.

«El objetivo es que todos los parques estén cubiertos», indicó Hidalgo, «pero cuando se han cerrado los parques zonales es porque se ha garantizado la seguridad con el resto de dispositivos. Nunca ha corrido peligro la seguridad».

El proceso selectivo de estos bomberos se inició en 2017 pero quedó paralizado «por un recurso de un sindicato que estaba en contra de la lista de reserva». Luego irrumpió la pandemia de covid y las pruebas quedaron suspendidas otro año y medio. El alcalde reconoció que este tipo de procesos es muy complicado y, por eso, agradeció el trabajo de la jefa, Rosa Rodríguez, y del resto de mandos y formadores.

Augusto Hidalgo destacó el esfuerzo municipal en seguridad y emergencia en los últimos tres años, en los que se han incorporado 121 efectivos entre policías locales y bomberos. A estos se sumarán otros 45 policías, que están en fase de oposición en estos momentos. Y 35 plazas más de promoción interna: diez para bomberos y veinticinco para Policía Local.

El alcalde no desaprovechó la oportunidad para criticar las limitaciones de contratación que viene poniendo el Estado a la contratación de personal desde la crisis anterior. «La tasa de reposición nos limita desde 2012, haciendo que las plantillas municipales se envejezcan, y el gobierno central sigue tratando como hermanos menores a las administraciones locales, impidiendo que saquemos convocatorias públicas, con limitaciones muy exigentes, sabiendo que la mayoría de los trabajadores laborales están en la administración local, lo que impedía que se repusieran las jubilaciones», expuso, «era para ahorrarse dinero en 2012 pero no tiene sentido en la actualidad. Ese corsé tiene que desaparecer porque la autonomía local es fundamental».

En una nota de prensa posterior, el concejal de Seguridad, Josué Íñiguez, informaba de que «la llegada de los nuevos efectivos y l nueva promoción interna acompaña el incremento de más de un 30% de la inversión que hemos hecho en dotaciones materiales, con un millón de euros en equipos de protección individual, vestuario y equipos que utilizan en sus labores diarias los bomberos».

Rosa Rodríguez explicó que los 28 agentes tuvieron una formación extraordinaria en el reciente episodio Hermine, ya que acudieron junto a sus compañeros a cubrir diversas incidencias en el municipio.

El alcalde remató el acto diciendo que «lo que era el primer cuerpo de bomberos de Canarias y uno de los más antiguos de España, se convierte en referencia. Para eso necesitan los recursos máximos disponibles, seguimos haciendo inversión en infraestructuras, estamos diseñando un gran parque de bomberos que será el futuro».