Baches en la salida de la estación de Santa Catalina. / C7

El tembleque de las guaguas en Santa Catalina llega a su fin cinco años después

Desde hace más de un lustro, los guagüeros se han venido quejando de los baches en el intercambiador. El domingo se repara con un pavimento especial

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Desde hace más de cinco años, los conductores de Guaguas Municipales han venido acumulando quejas sobre el mal estado del pavimento de la estación de Santa Catalina. El mal estado del firme, con baches tan profundos y continuados, hacen temblar los vehículos cuando salen de la planta sótano, hasta el punto de que da la sensación de que la guagua va a acabar desvencijada. Además, los socavones y las hendiduras obligan a los conductores a realizar maniobras para tratar de esquivarlos.

Hasta ahora se había intervenido en varias ocasiones, pero todas las reparaciones acometidas se han demostrado ineficaces. Una de las últimas reparaciones se produjo en agosto de 2017. En aquel momento, el Cabildo de Gran Canaria acometió una obra de urgencia. Consistió en inyectar un hormigón especial -que se decía infalible- con el que se rellenaron todos los socavones y se puso una base de hierro, pero las guaguas acabaron por desgastarlo todo.

En apenas nueve meses, los desperfectos habían reaparecido y el mallado de hierro que sustentaba la carretera se hizo visible una vez más.

Detalle de los baches y de la inundación de la pasada semana. / C7

Ante esta situación, los guagüeros han venido denunciando en las últimas semanas el mal estado del pavimento. «El turismo se lleva una imagen penosa y las guaguas se destrozan», denunció el representante de los trabajadores Rafael Marrero, «la situación es de vergüenza».

La Autoridad Única del Transporte de Gran Canaria ha anunciado ya que el firme de la estación de Santa Catalina va a ser completamente reconstruido con un material especial más resistente que el asfalto.

El objetivo es arreglar el mal estado en el que se encuentra actualmente el asfalto del intercambiador corrigiendo el origen del problema. «La actuación va a consistir en levantar todo el firme de la estación, una reconstrucción en toda regla, y poner una losa de material especial que aguante el peso de las guaguas y el efecto del agua. Se trata de un tipo de material más resistente que el asfalto por lo que es una solución a largo plazo para que no vuelvan a producirse baches ni otras deficiencias en el suelo», aseguró el vicepresidente y consejero de Obras Públicas, Infraestructuras, Transporte y Movilidad del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez del Pino.

La obra para reforzar el firme dará comienzo el próximo domingo a las 21.00 horas. Está previsto que acabe a las 06.00 horas.

Miguel Ángel Pérez del Pino explicó que «el comienzo de las obras se retrasó debido a la crisis de suministros, que ha impedido que los materiales llegaran a tiempo, unos materiales en los que hemos invertido 320.000 euros y para su colocación se va a destinar una cifra similar».

Respecto a la inundación que sufrió la estación la pasada semana, desde el Cabildo se asegura que fue un fallo en las bombas de bombeo que se solucionó ese mismo día. Y no se comparte la decisión de Guaguas de trasladar sus líneas. «Los vehículos de Global operaron con normalidad, solo eran charcos», dijeron.