Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de abril
Imagen de archivo de la fachada del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Arcadio Suárez
La supresión de la plusvalía obligaría al Ayuntamiento a recortar 4,2 millones de euros de gasto público

La supresión de la plusvalía obligaría al Ayuntamiento a recortar 4,2 millones de euros de gasto público

Las Palmas de Gran Canaria rechaza una propuesta de Vox para eliminar este impuesto

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 22 de marzo 2024, 13:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria rechazó este viernes una propuesta del grupo municipal de Vox para suprimir el Impuesto sobre el Incremetno de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, popularmente conocido como el impuesto de plusvalía. El grupo de gobierno explicó que, en aplicación de la regla de gasto, la supresión de este tributo obligaría a recortar los gastos del Consistorio capitalino en 4,2 millones de euros.

Según el concejal de Vox, Alberto Rodríguez, el cobro de este impuesto tiene un carácter potestativo. Para él, resulta injusto que se grave las transmisiones de propiedades, donaciones y herencias porque supone una doble imposición. «Es injusto e injustificable el mantenimiento del impuesto de plusvalías», señaló, máxime cuando el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tiene un importante remanente de tesorería.

Su propuesta, que pasaba por la eliminación de este impuesto a partir de 2025, fue rechazada por el gobierno local. El concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Francisco Hernández Spínola, recordó que aunque es potestativo, se trata de un impuesto que grava el 84% de los municipios canarios. Aunque se quedó sin tiempo para exponerlo en el debate plenario, luego aclaró a este periódico que hay municipios españoles en los que gobierna Vox, como Valencia, Elche, Guadalajara, Toledo, Valladolid, Burgos y Náquera, que también mantienen el cobro del Impuesto sobre el Incremetno de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

«Este impuesto lo vamos a apoyar y defender porque si no, habría que recortar servicios públicos y no estamos dispuestos a hacerlo», aclaró el concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Francisco Hernández Spínola, quien también recordó que el cobro del impuesto emanó de una decisión de 1989, de un Consistorio gobernado por el CDS con el apoyo del PP.

El cobro de este tributo fue alterado por el Tribunal Constitucional en 2021, por entender que la regulaión de su base imponible era ilegal. Por eso, el Gobierno de España emitió un real decreto para adecuar la norma a la jurisprudencia. Eso provocó una reducción de los ingresos –en Las Palmas de Gran Canaria alcanzó un 30%- y la adecuación de las ordenanzas.

En Las Palmas de Gran Canaria se aprovechó esta obligación para aprobar una bonificación del 95% del importe del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana en el caso de herencias en las que el valor catastral del suelo de la vivienda sea inferior a 35.000 euros. Y, a medida que aumenta el valor catastral, se va reduciendo la bonificación: es de un 75% del importe tributario si el valor de referencia está situado entre los 35.000 y los 51.000 euros; del 50% si el valor está entre los 51.000 y 60.000 euros; y solo el 10% (que es lo que contemplaba la ordenanza previa a la modificación legislativa) para el caso de viviendas cuyo valor catastral del suelo supera los 60.000 euros.

Pero Vox entiende que no se trata de bonificar sino de «no gravar». El edil Rodríguez culminó su intervención criticando al presidente Pedro Sánchez, al que acusó de estar al frente de un gobierno «ilegítimo» por estar basado en la «compra de votos».

La portavoz del PP, Jimena Delgado-Taramona, se mostró «a favor de reducir impuestos» y más con el caso de las plusvalías porque «no es justo que las familias renuncien a lo suyo y se vean arruinadas por heredar». La edila propuso que el Estado compensara los desequilibrios económicos que pudiera generar la eliminación del impuesto de plusvalías antes de sacar a relucir la prórroga de los impuestos generales del Estado tras conocerse el adelanto de las elecciones catalanas.

La alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Carolina Darias, cerró el debate echando en cara a la oposición que siempre saque a relucir temas de índole nacional en el pleno municipal. «Más allá de sus afirmaciones, que se califican por sí solas de falta de respeto democrático a lo que vota un Parlamento, entiendo que esa concepción tan democrática chirría a su partido», le dijo a Vox.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios