Imagen de la plantilla de Car Home Services en sus instalaciones del Sebadal. / Juan Carlos alonso

El Sebadal se especializa en joyas sobre ruedas

La empresa Car Home Services, nacida del centro de formación profesional de Cruz de Piedra, crece en La Isleta con su gusto por restaurar coches clásicos y antiguos.

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Estos días miman un Austin Ten de 1936, un coche del que parece que van a salir Bonnie y Clyde en cualquier momento. Han revisado vehículos que están en el subconsciente cinematográfico de todos, desde Rolls Royce hasta Ferrari, pasando por los AC Cobra. Los coches antiguos (anteriores a 1950) y los clásicos (desde 1950 hasta 1980) vuelven a la vida de manos de un grupo de jóvenes que retan a la crisis económica. Su empresa, Car Home Services, se atreve a crecer en la urbanización industrial El Sebadal.

Empezaron como cuatro enamorados de los viejos coches, amparados en las clases del Centro Integrado de Formación Profesional Cruz de Piedra. De ahí dieron el salto al centro de emprendedores de la urbanización industrial El Sebadal, hace ya tres años. En este tiempo abrieron también en Melenara (Telde) pero ahora han decidido concentrar todos sus esfuerzos en el polígono de La Isleta, donde esperan abrir sus nuevas instalaciones a finales del presente año.

«En Melenara notamos la bajada de la actividad pero vimos que en El Sebadal teníamos mucho trabajo», explicó el gerente de Car Home Services, Gustavo Cabrera.

Ahora están embarcados en la habilitación de unas instalaciones de unos 1.200 metros cuadrados, en las que se ubicarán las oficinas y el almacén. Este nuevo espacio se usará como taller de vehículos modernos, y se sumará a lo que es «la joya de la corona», la nave que se destina al cuidado y mantenimiento de los vehículos antiguos y clásicos.

Su fama ha traspasado ya las orillas de la isla. No solo les llegan coches antiguos de otras partes de Canarias, sino también de otras regiones de España, como Andalucía o Galicia.

Nicho de mercado

Los promotores de esta iniciativa empresarial (el propio Cabrera, Aythamy Díaz, Israel Granado y Borja Valido) se dieron cuenta de que el mercado tenía un vacío por llenar con este tipo de vehículos y que en el centro de formación profesional no se prestaba atención a este nicho. «Te enseñan una formación básica pero no te muestran cómo trabajar con el varillaje de frenos, los tambores o la ballesta», explica Gustavo Cabrera, «arreglar un carburador a no lo hace cualquiera, por eso hemos destacado».

Resulta curioso que la vida de unos coches tan antiguos dependa ahora de unas manos tan jóvenes, no en vano la edad media de los trabajadores de Car Home Services ronda los veinticinco años aproximadamente.

Ante ellos tienen un horizonte de posibilidades. «El parque móvil de coches clásicos y antiguos en Canarias es bastante grande, aunque muchos propietarios no tienen medios económicos o desconocen quién puede arreglarlos», expone Cabrera, quien calcula que solo en Gran Canaria hay un parque móvil que ronda el millar de reliquias sobre ruedas.