La Puntilla reabre el baño