La Policía Local capitalina incorpora siete motos hasta alcanzar una flota de 51