Plan de tráfico y otro enlace para aliviar la vía a Alisios

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ultima un plan de tráfico para tratar de aliviar la congestión de tráfico que se puede generar tras la apertura del centro comercial Alisios. Una de las propuestas que se plantea es crear una nueva carretera para conectar El Toscón con la circunvalación, tal y como ha propuesto el municipio de Teror.

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

El nuevo establecimiento comercial, que abre sus puertas el próximo 23, representa un potente foco de atracción para una zona que ya presenta serios problemas de retenciones.

Ante esta situación, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, anunció ayer la configuración de un plan especial de tráfico para la zona y adelantó su apoyo a una propuesta del Ayuntamiento de Teror para evitar que los vehículos que vienen desde este municipio pasen por las rotondas de Piletas o Las Mesas. El proyecto supondría la construcción de una rotonda en la conexión de la GC-21 y la GC-211, frente al Toscón, y crear una nueva carretera por el barranco de Villaver para enlazar directamente con la circunvalación.

El edil apuntó que la obra podría adelantarse con recursos del Gobierno de Canarias y del Estado, o bien con el dinero que aportó el Ayuntamiento capitalino para la construcción de la cuarta fase de la circunvalación y que debe devolverse en obras.

Por su parte, el consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, reconoció que, aunque el centro comercial Alisios se inaugurará la próxima semana, de momento no se ha dispuesto solución alguna para resolver el problema del tráfico que se generará en la zona. El consejero recordó que el Gobierno de Canarias se comprometió a realizar un estudio para mejorar todos los accesos a la carretera de circunvalación, entre ellos el del campus y el de la conexión a Teror, según Efe.