Imagen del acusado respondiendo a las preguntas de la acusación particular. / F. J. F.

Las peritos dicen que el relato de la mujer no es creíble y el fiscal no acusa

La acusación particular pide 15 años para un hombre que fue denunciado por violar supuestamente a una menor reiteradamente durante más de una década

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Solo la acusación particular consideró ayer que Gerardo J.P. había cometido un delito continuado de agresión sexual a una menor de 16 años, en contra del criterio de la Fiscalía Provincial de Las Palmas, que no dio credibilidad al testimonio ofrecido por la víctima. La acusación pública se apoyó en que no había prueba de cargo suficiente como para acusar y en los informes elaborados por las peritos psicólogas que, en la vista, manifestaron que la denunciante no relataba «con suficiente precisión lo que presuntamente ocurrió», no sufría «estrés postraumático alguno y el relato no se puede determinar cómo creíble», determinaron.

En la vista, el acusado negó haber cometido agresiones sexuales de forma continuada sobre la víctima desde 2004 -cuando la niña tenía ocho años- hasta 2017, coincidiendo con la época en la que ambos vivieron en la misma casa. «Nunca estuve a solas con la niña ni me la llevé a pescar sin que estuviera su padre conmigo. Además, en esa casa donde vivíamos iba mucha gente y vecinos por las tardes a tomar café y a fumar droga», manifestó. «Creo que estoy aquí porque la denuncié -a su expareja y tía de la víctima- ya que no me dejaba ver a mi hija a pesar de que le pasaba la manutención. Todo de lo que se me acusa aquí es falso, es una película que me están haciendo y no han parado de perseguirme hasta que ha llegado este momento. Me han echado el coche encima, me han acosado y hasta dejado sin trabajo, me he tenido que aguantar con paciencia hasta que llegó este momento», declaró.

El fiscal expuso en su informe que la joven había ofrecido «manifestaciones genéricas, ambiguas» y, sobre unos abusos sexuales graves, solo dio «un resumen de los mismas sin detalles. Es necesario un relato de hechos creíble y veraz pero no se ha obtenido nada salvo detalles aislados», apuntó.

«Usaba cualquier excusa para abusar de mi», dijo la denunciante

Por su parte, la denunciante narró que los presuntos hechos comenzaron desde que empezó a vivir con Gerardo J.P. «Siempre actuaba cuando no había nadie en la casa. Como soy asmática, vivía con mi abuela y él y cuando todos se iban empezaba a buscarme y, aunque me negaba obviamente, me forzaba», expuso a la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas. «Me tiraba encima de la cama, me tocaba, me desnudaba, lo intentaba y me agarraba de las muñecas. Cada vez que tenía la oportunidad lo hacía, dos o tres veces por semana en la casa o cuando me llevaba a pescar o comprar. Usaba cualquier excusa para abusar de mi», narró apuntando que siempre «había penetración vaginal».

La acusación particular pide una pena de 15 años de prisión por un delito de agresión sexual a menor de 16 años y el pago de 20.000 euros de indemnización por daños morales.