Metroguagua / c7

La oposición pide una auditoría de la metroguagua y la tacha de «sangría económica»

El grupo parlamentario Popular y los Nacionalistas la califican como «la metrorruina»

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha solicitado este jueves una auditoría externa que aborde e l «despropósito» de la gestión de la Metroguagua por parte del grupo de gobierno que lidera el PSOE, mientras que Coalición Canaria ha tachado el proyecto de «sangría económica».

En dos comunicados, tanto los populares como los nacionalistas han criticado la Metroguagua y se han referido a ella como una «metrorruina» por los supuestos sobrecostes que ha experimentado el proyecto desde su inicio.

De este modo, el portavoz adjunto del PP, Ángel Sabroso, se ha preguntado «hasta dónde» llegará el «enorme desvío presupuestario« que ya tienen las obras, iniciadas en 2017.

Sabroso también ha cuestionado la duración de las obras de esta infraestructura, que según ha dicho tendrían que haber terminado hace nueve meses.

«Antes de abandonar el gobierno de la ciudad nos dejan un agujero negro que tendrá que solventar el próximo grupo de gobierno que llegue al Ayuntamiento», ha recalcado Sabroso, quien ha pedido asimismo una evaluación de las calidades de obra.

Por su parte, el portavoz de Coalición Canaria, Francis Candil, ha cifrado el incremento del coste de la obra en un 33 % del anunciado por el alcalde, lo que a su juicio es fruto de la «pésima planificación y control de un macroproyecto de estas características«.

Así, el dirigente nacionalista ha exigido al alcalde que haga públicos los documentos que garanticen la financiación de la MetroGuagua y ha calificado de «falso» que la obra «no le cueste ni un céntimo a la ciudadanía».

«El alcalde no puede decir que esta obra no nos va a costar dinero a los ciudadanos. Los 50 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones son un préstamo que tiene que devolver la ciudad, por lo tanto el dinero sale de las arcas municipales que se nutren de los impuestos que pagamos todos«, ha lamentado Candil, que ha agregado que »no sabe« de dónde van a «sacar» los otros 20 millones que faltan.