La oposicion abandona el pleno capitalino