Borrar
Imagen de las obras en la Recta de Los Tarahales. Juan Carlos Alonso
Las obras en la Recta de Los Tarahales se retrasan por tercera vez

Las Palmas de Gran Canaria

Las obras en la Recta de Los Tarahales se retrasan por tercera vez

El nuevo plazo de entrega del vial, que debía haberse finalizado el pasado mes de agosto, es el 23 de mayo

David Ojeda

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 18 de enero 2024, 23:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las obras en la Recta de Los Tarahales sufren su tercer retraso, tras acceder el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a la solicitud por parte de la contrata a cargo de los trabajos –Lopesan Alsfaltos y Construcciones– de una nueva prórroga en los plazos estipulados para su finalización.

La empresa ha solicitado que se alarguen de nuevo los plazos de ejecución de los trabajos señalando las razones que ya habían sido atendidas en las dos prórrogas precedentes. En los expedientes previos se destaca «la aparición en el tercio final de la obra de un servicio de abasto afectado no previsto, consistente en una tubería de abastecimiento de agua potable de fundición de diámetro 500 mm, que ha ralentizado considerablemente los trabajos».

En este último escrito, atendido afirmativamente por la Concejalía de Urbanismo que dirige el socialista Mauricio Roque, se añade que esta situación se ha visto afectada «por haber dejado tráfico abierto en la vía durante la ejecución de los trabajos en la misma».

Lo cierto es que el plazo inicial para haber culminado la intervención en la zona de la Recta de los Tarahales que concluye junto al Colegio Arenas quedó atrás el pasado mes de agosto. Las obras se pusieron en marcha en agosto de 2022, y en un primer proyecto contaban con un plazo de 12 meses para su ejecución.

Sin embargo, viendo los ritmos de los trabajos, el 15 de junio de 2023 se solicitó la primera prórroga al Ayuntamiento. El nuevo plazo concedido afirmaba que el mes de noviembre estarían entregados los trabajos, pero el 6 de dicho mes se acabó por solicitar la segunda ampliación de ejecución. El 8 de febrero había sido señalado como el nuevo día de entrega, pero viendo la evolución de los trabajos este mes de enero se ha solicitado una nueva prórroga que, atendida nuevamente por el Ayuntamiento, marca ahora en el próximo mes de mayo la fecha límite para que el gobierno de la ciudad recepcione la obra y se la entregue a la ciudadanía.

Las obras en la Recta de Los Tarahales responden a la antigua demanda del barrio, que consiste fundamentalmente en la construcción de aceras en los dos lados de la carretera. Algo que nunca ha existido en la zona.

Esto permitirá una mejor movilidad en el propio barrio y ofrecerá tránsitos más seguros hacia el barrio de Siete Palmas, algo que nunca ha existido.

Un millón de euros más cara

Las obras en la Recta de Los Tarahales no solo se han visto condenadas a tres cambios en sus plazos de ejecución definitivos, partiendo del original que limitaba a agosto de 2023 su conclusión. También se han visto afectados los términos económicos de partida, que han sufrido un ascenso considerable de casi un millón de euros.

El presupuesto inicial de la obra estaba en 2.380.683 euros, pero el pasado mes de noviembre, la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, firmó un modificado del proyecto que ascendía hasta 935.000 euros más a la adjudicación, lo que representa un 49,16% sobre lo licitado inicialmente.

Estas obras se pusieron en marcha gracias a los fondos transferidos por parte del Cabildo de Gran Canaria, dentro de su Plan de Cooperación, que cubrían el presupuesto inicial de la licitación.

Al margen de estos trabajos, tal y como anunció en su día el propio Ayuntamiento, tras una visita del entonces alcalde Augusto Hildalgo, está sobre la mesa un segundo proyecto para completar esta actuación con la ejecución de aceras y nuevos servicios en el tramo que va desde la Carretera General del Norte hasta la rotonda de La Ballena, con un importe de alrededor de dos millones de euros.

La conectividad del barrio vive sus primeras mejoras tras décadas sin cambios en su fisionomía, casi manteniendo su estructura desde la década de 1960 con sus primeros vecinos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios