Borrar
Última hora Dimite Sandra Rodríguez, directora general de Protección a la Infancia
Estado en que se encuentra la calle Fernando Guanarteme. JUAN CARLOS ALONSO
La obra de Fernando Guanarteme no se retomará hasta después del verano como pronto
Las Palmas de Gran Canaria

La obra de Fernando Guanarteme no se retomará hasta después del verano como pronto

La resolución del contrato llevará unos seis meses, con lo que la ampliación de aceras tendrá que esperar hasta el año que viene

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 10 de enero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Ayuntamiento inició el pasado 14 de diciembre el procedimiento de resolución del contrato que mantenía con la Compañía General de Construcción Abaldo para el acondicionamiento de la calle Fernando Guanarteme, en el tramo comprendido entre las calles Viriato y Pizarro. El concejal de Urbanismo, Mauricio Roque, informó este martes, en la comisión de Urbanismo, de la decisión adoptada por el Consistorio por «incumplimiento de los plazos establecidos».

La obra, que lleva ya parada unos meses, fue adjudicada a la constructora por un importe de 998.200 euros. Los trabajos se iniciaron en septiembre de 2022 y debían haber finalizado, inicialmente, en septiembre de 2023. Durante el transcurso de las obras, el Consistorio capitalino concedió una ampliación de dos meses en el plazo, con lo que la conclusión de los trabajos debía haberse formalizado en noviembre.

Sin, embargo, relató el edil, a 30 de noviembre apenas se había ejecutado un 22,43% del presupuesto adjudicado. Por eso, se ha iniciado el procedimiento de resolución de contrato, que se estima que estará concluido en un tiempo aproximado de seis meses. Luego, el Ayuntamiento tendrá que volver a contratar la obra. Eso significa que, como pronto, las obras no se retomarán hasta después de verano y no es probable que se acaben antes de la llegada de 2025, en función de los niveles de ejecución aportados por el propio concejal.

Mauricio Roque confía en que los trabajos se puedan retomar dentro del presente año. En cualquier caso, «se adoptarán todas las medidas necesarias para asegurar las condiciones de uso y la seguridad en el establecimiento de la calle en lo que todo esto se produce». Eso significa que mientras se adjudican los trabajos, se actuará en la obra para tratar de facilitar tanto la movilidad como los accesos a viviendas y negocios en condiciones de seguridad.

En cuanto a las informaciones que apuntaban que la empresa había abandonado la obra por los impagos de las facturas, el edil de Urbanismo se limitó a reseñar que los pagos se venían haciendo con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo.

Así es el proyecto: más aceras y árboles

La obra, en concreto, trata de dotar a Fernando Guanarteme de aceras más amplias y adaptadas, sin barreras arquitectónicas, pasos de peatones rebajados y nuevas zonas de aparcamiento y de carga y descarga en la línea de lo que se ha venido haciendo en otros tramos de la calle.

La superficie de actuación es de unos 7.000 metros cuadrados, de los que 3.200 metros cuadrados corresponden a zonas peatonales y alrededor de 3.400 metros cuadrados se destinan al tráfico rodado. Los aparcamientos y la carga y descarga se reservan unos 460 metros cuadrados.

Todo se remata con la plantación de más árboles y la renovación de las diferentes redes de suministro.

La comparecencia de Roque se produjo por una petición de explicaciones del PP. Su concejal Gustavo Sánchez preguntó por los controles que realizó el Ayuntamiento para evitar esta situación. Y advirtió también de los sobrecostes que puede sufrir la obra como consecuencia de la paralización de los trabajos. «Ustedes, en el proyecto, decían que la finalidad era revitalizar el tejido social y empresarial de la calle, pero el efecto que están provocando, debido a estas vicisitudes, es el contrario», le espetó el concejal conservador, «esto empezó a mediados del 2022 y nos vamos a encontrar que va a pasar prácticamente todo 2024 sin poder acometer la obra».

Por su parte, la concejala de Vox, Clotilde Sánchez, echó en cara al grupo de gobierno que en comparecencias anteriores hubiera hablado del deber de los vecinos de soportar las obras para obtener un beneficio mayor. «¿Hasta cuándo debe imperar este deber?», se preguntó la edila, «en este tiempo han tenido que cerrar negocios y hay establecimientos, como una farmacia, que está pagando el vado sin poder hacer uso de él».

Roque concluyó defendiendo que la sociedad urbanística Geursa realiza controles de sus obras, pero que, en aplicación de la ley, había que esperar a que se incumpliera el plazo vigente antes de poder actuar. «Necesitamos tener la fundamentación jurídica y fáctica para que no tengamos problemas en los tribunales, podamos quedarnos con la garantía e incluso pensar en penalizaciones».

Revitalizar cuanto antes

En cuanto a la financiación del Plan de Cooperación, aseguró que no se perderá. Y adelantó que con los ahorros que se vayan generando a lo largo de 2024, así como con el dinero procedente de otras fuentes de financiación se podrá retomar y acabar el proyecto.

«No les quepa la menor duda de que nuestra idea es que esto se revitalice lo antes posible», prosiguió Mauricio Roque, «esta obra se convierte en prioritaria para nosotros».

El edil remató su intervención recordando que el problema no ha estado en el Ayuntamiento. «Nosotros gestionamos el incumplimiento de las empresas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios