Calle Triana en los años sesenta.

Negocios de antaño que marcaron una época en la capital grancanaria

Un paseo nostálgico por los establecimientos que dejaron huella en los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria

FAYNA ORTEGA Las Palmas de Gran Canaria

No es difícil echar la vista atrás para darnos cuenta de los cambios que ha experimentado la ciudad, pero en este artículo abriremos la caja de los recuerdos para recorrer algunos de los comercios más conocidos y recordados de la capital grancanaria.

Debemos retroceder varias décadas para traer a nuestra memoria algunos de ellos. Existe una extensa lista de empresas que trazaron una etapa en aquella época, te mostramos una pincelada, desde pequeños locales hasta grandes establecimientos.

  • Pastelería Morales

  • Almacenes Cardona

  • Cuasquías

  • Los multicines Galaxy's y Royal

  • La Strada

  • Arencibia

  • Discotesca Cupé y Zorba's

  • Supermercado Cruz Mayor

  • Galerías Preciados

Pastelería Morales

Imágenes cedidas por Don José Luis Morales Torres.

Mítica, tradicional e innovadora empresa que se mantuvo durante tres generaciones formada por: Don Manuel Morales Suárez (su fundador en 1930), Don José Luis Morales Torres y Don Fernando Morales Doreste. Eran muy conocidos por la alta calidad de sus productos y de su materia prima, entre ellos, los san marcos, las bambas de nata, hojaldres y sus deliciosos croissants.

Iniciaron su andadura en el barrio de Vegueta, abriendo posteriormente otro local en la calle Viera y Clavijo en el barrio de Triana.

«Durante la postguerra la gente nos solía comprar los queques negros, porque eran baratos y se podían cenar con un vaso de leche. El lema de nuestra empresa fue: si trabajas procura ser el mejor», recuerda con nostalgia Don José Luis, hijo del fundador, que a sus más de 80 años, con tristeza y muy a su pesar, confiesa que a causa de la crisis económica y los fuertes competidores tuvieron que cerrar el negocio a finales de la pasada década.

Almacenes Cardona

Situado en Triana, fue una de las primeras galerías comerciales de Las Palmas de Gran Canaria. Comenzó su andadura a principio de los años cuarenta en la calle de San Pedro, como un tradicional comercio de confecciones, posteriormente se trasladó a Triana (1950), en el centro de la ciudad, cerrando por sorpresa en 1995. Durante varias generaciones formó parte de vida comercial de esta ciudad.

Cuasquías

Referencia del ocio nocturno en la capital grancanaria desde principio de los 80. Arrancó siendo un restaurante-grill en la calle Venegas y poco a poco se fue convirtiendo en un espacio para conciertos en directo y un punto de encuentro para las tertulias con buena música de fondo. En 1994 se trasladó a la Cuesta de San Pedro y tras tres décadas de historia en 2013 echó el cierre.

Multicines Galaxy's y Royal

Los multicines Galaxy's se inauguraron el 24 de julio de 1985 en Mesa y López, convirtiéndose en el primer multicine de Gran Canaria, junto con el Royal (que cambio su tipología ese mismo año). Su primer gran estreno fue el de la película 'Único testigo', con Harrison Ford como protagonista. Contaba con seis salas con películas simultáneas y con una oferta heterogénea (películas en versión original y ciclos temáticos). Serán recordados por sus incómodas y rígidas butacas.

La avalancha de aperturas de cines en los centros comerciales provocó en 2006 el cierre del Royal y en octubre de 2007 lo siguió el Galaxy's.

La Strada

Quién no recuerda las colas y colas de personas esperando para comer en este desaparecido buffet libre, situado en la calle Tomás Miller.

El Restaurante Gran Buffet Grill «La Strada» fue inaugurado en 1975 cerca del paseo de Las Canteras, convirtiéndose en un punto de encuentro habitual para reuniones, grandes eventos o las típicas comidas familiares los domingos. Su precio era de 600 pesetas y podías comer a destajo.

Arencibia

Fundada en 1933 por Don Pedro Arencibia Báez, esta tienda vendió tejidos y confecciones a muchas generaciones de canarios y a clientes por todo el mundo en la Calle Mayor de Triana, número 66. Los descendientes de Don Pedro Arencibia tomaron el relevo, mantuvieron la empresa y realizaron ampliaciones, con locales en la calle Francisco Gourié y una nave en Salinetas. A causa de los cambios de tendencias del mercado y la competencia tuvo que echar el cierre en marzo de 2020.

Discotecas Cupé y Zorba's

Aunque todos tenemos un local de ocio nocturno en el recuerdo, estos dos representaba el destino noctámbulo para una inmensa mayoría en los años 80 y 90. El Cupé estaba situado en la calle Nicolás Estévanez cerca del paseo de Las Canteras y fue un punto de reunión y de diversión durante décadas. La discoteca Zorba's fue una referencia en Las Palmas de Gran Canaria desde su inauguración en el verano de 1986 hasta su cierre.

Supermercados Cruz Mayor

Fue uno de los establecimientos más populares de la época. Se creó en los años 70 por el conocido empresario canario Don Antonio Cruz Mayor Prendes, convirtiendo la empresa familiar del sector de la distribución comercial en una de las más importantes de Canarias, hizo historia con 25 supermercados a su cargo, en 1996 la marca fue vendida a Pío Coronado, hoy en día Grupo HD.

Galerías Preciados

Grandes almacenes con origen en la calle Preciados en el corazón de Madrid, abrió su sede en Las Palmas de Gran Canaria a principios de los 60 en la calle León y castillo número 6, al lado del banco de España, y en 1977 se trasladó a la parte más comercial de Mesa y López, frente al edificio de El Corte Inglés, fue la primera gran cadena española de distribución, todo un referente en Gran Canaria. La competencia y una mala gestión acabó con este imperio mercantil. Desapareció en 1995 tras declararse en suspensión de pagos y ser adquirido por su competidor directo El Corte Inglés.

El alma de Las Palmas de Gran Canaria está impregnada de vivencias y momentos especiales en estos comercios, locales, cines, supermercados y otros muchos espacios que han ayudado a transformar la ciudad en lo que es hoy en día. Una visita retrospectiva a los establecimientos de nuestra infancia hace que se remueva nuestra memoria y que nos invada un sentimiento de nostalgia. ¡Qué tiempos aquellos!